Go Back

Cinco motivos por los que la política podría ser considerada una pérdida de tiempo

Política-cartel-fuego-protesta

Hablar de política siempre despierta polémica, pero hay razones por las que la política en sí misma puede considerarse una completa pérdida de tiempo.

Política y democracia

Empecemos por el hecho de que la política, aunque no depende de la democracia, en la actualidad está basada en los estatutos de la democracia y a su vez la democracia pues... parece ser más una mofa que un buen sistema político. Desde mi perspectiva, este suceso no es de extrañar, ya que la cuna de la democracia fueron pequeñas localidades en Grecia hace miles de años y no países megapoblados. El esperar que funcione un sistema de organización para pequeñas porciones de gente a un nivel exponencial nunca me ha parecido buena idea, pero al parecer a los gobernantes eso nunca les pareció impedimento.

Corrupción

La corrupción que abunda en el mundo también afecta a la política. Pensemos que no fuera un problema el haber cambiado las condiciones sociales para que la democracia funcione como tal, y que la política, entonces, permanece intacta a este cambio radical de escenario. A pesar de ello, la política todavía tendría que enfrentarse a un elemento bastante problemático. La corrupción ha permeado todos los campos de acción humana posible. Los países en donde la política pública es efectiva, normalmente tienen bajos índices de corrupción.

La existencia de la ‘clase política’

Por el simple hecho de que hoy en día se hable de la ‘clase política’ en distintos países, puede considerarse que la política es una pérdida de tiempo. ¿En qué momento hubo un cambio de estatus? Lo más triste es que quizá los ciudadanos mismos tenemos la culpa. El momento en que se otorgaron los salarios de exorbitantes  cantidades a los que estaban en cargos públicos, fue cuando nació la clase política y de ese momento a ahora, pues ustedes juzguen.

La relación entre la política y el dinero

Siguiendo la línea del punto anterior, la política puede considerarse obsoleta desde que se relacionó con el dinero. De por sí el poder había demostrado con anterioridad que podía cambiar las convicciones y valores hasta de los hombres más rectos. Ahora, sumarle a ese reactivo tan peligroso el factor del dinero, que con el tiempo ha ido aumentado el valor que tiene en la sociedad, sólo puede resultar en una catástrofe social. Si no me creen, pregúntele a los miles de metros de áreas verdes que han desaparecido o a las aguas contaminadas por residuos tóxicos.

La falta de humanidad en la política

Quizá éste es el elemento con más peso en la lista. La política no puede ser considerada útil si no tiene el elemento humano. Si siguen poniéndose de prioridad en la agenda política las pérdidas económicas de las empresas y no los derechos de todos y cada uno de los habitantes, el bienestar ambiental y la sana convivencia entre las personas, difícilmente se logrará generar un cambio.

Por estos motivos (y algunos más que probablemente no haya notado), la política puede ser considerada una pérdida de tiempo para la mayoría de las personas, a pesar de que tenga en su poder el control económico, político y social del mundo. 


Elisa E.

Create your own