Go Back

Madres trabajadoras

Madre-niños-trabajo-carrera-familia-responsabilidad

Un día Dios envió un ángel a través de ti y te convertiste en madre, después tu vida dejó de ser la misma, pues ya no eras el objetivo primordial de la loca carrera de cada día.

Con el acelerado cambio de la sociedad son pocas las mujeres que no están envueltas en el ámbito laboral, su mente es privilegiada pues se las ingenian para repartir sus dotes en la culminación exitosa de todas sus responsabilidades. Anteriormente era poco común ver madres fuera del hogar, pero esto no quiere decir que no trabajaran, al contrario, siempre han sido afanosas y comprometidas por el bienestar de su familia.

Ser Madre es tener mil profesiones y aunque tengan un trabajo específico fuera del hogar, siempre son y hacen más que sólo terminar la jornada laboral, pues siguen trabajando en casa; para una madre el trabajo nunca termina, el sueño nunca es suficiente y el amor es la pila que le permite día a día sobresalir en la jornada.

Existen aquellas madres que no sólo trabajan fuera del hogar, sino que estudian para obtener un mejor futuro para sus hijos, acumulando así más y más deberes, con la firme esperanza de que algún día recibirán con gozo su recompensa.

Trabajar pareciera ser sencillo, pues hay madres que permanecen en el hogar criticando y ofendiendo a las que salen de él por cumplir con el sueño de una profesión o porque simplemente la vida no les dio otra opción. Es entonces cuando se da la lucha de ideas, ¿qué es mejor, dinero o amor?, ¿quién recompensa el tiempo de ausencia a los hijos?, ¿merecen nuestros hijos vivir en el conformismo?

El argumento es “trabajo por mejores opciones” y la otra parte responde “que mejor opción que estar con tus hijos”, pero cada cual tiene su lío personal y algunas trabajan porque no hay más, porque su pareja no se comprometió a las buenas y las malas, prefiriendo sólo las buenas y en la malas simplemente se esfumó. Valientes madres guerreras que por arte de magia logran sacar adelante a sus hijos y hacen de ellos seres humanos extraordinarios aun sin tener el tiempo suficiente.

El tiempo es el enemigo de una madre que trabaja y no se organiza, las novelas no son el tema en sus conversaciones, porque una mamá que trabaja con ahínco por su familia y se compromete con ella para brindar más allá de lo material, no tiene el privilegio de perder el tiempo en banalidades.

Orden, disciplina, constancia, compromiso y el deseo vehemente por lograr las metas que le permitan disfrutar lo mejor a su familia es lo que permite que una madre tenga sus prioridades bien definidas, porque si trabaja es por una causa justa, no para después desperdiciar lo obtenido.

Madre que trabajas desde casa, en una oficina, en la calle, donde quiera que te encuentres, tienes todo mi respeto y admiración; porque realmente las mujeres siempre se han visto en la necesidad de buscar el sustento para sus hijos y así de una u otra manera han logrado formarlos para que después formen sus propias familias.

Pero ¿qué pasa cuando una hermosa mamá se pierde y olvida el motivo principal de porque trabaja?, pasando largas jornadas en un trabajo donde al final puede que no siempre le pague lo suficiente o tal vez lo obtenido decide no invertirlo en la familia pues adopta el pensamiento egoísta que eso es labor de su esposo y así pierde el verdadero sentido del por qué realmente trabaja.

Mamá, si la vida te da la opción de un esposo que sea tu apoyo, no vivas para trabajar, disfruta del regalo de tener a alguien que te permite tu crecimiento personal pero nunca abandones por largos periodos, porque la vida es tan efímera que de un momento a otro te puedes perder de los mayores tesoros.

Sin embargo, si tienes el privilegio de estar en casa o haz decidido renunciar a tu profesión para permanecer en el hogar y así gozar más de tus hijos, no juzgues y ofendas a las madres que no están en tu posición, ambas merecen respeto y son seres que tienen un gran regalo, dejar a este mundo mejores seres humanos.

Mamita hermosa, agradezco el ejemplo que das a través de tu sacrificio y te envío bendiciones infinitas, prósperas y abundantes, porque todo lo que se da con amor, siempre es un gran placer y orgullo.

angelheart


Fadme Yamila Jimenez Helu

Create your own