Go Back

¿Qué tan alto pueden volar las aves?

Avez-Vuelo

La vista de un animal que puede desplegar sus alas hacia el cielo inspira envidia y numerosas formas de imitación en los humanos.

Esto es especialmente cierto para los tipos de aves que exhiben habilidades extremas, planeando a alturas fantásticas a través de miles de metros de altura de la tierra, donde el frío y la falta de oxígeno desafía la habilidad de los humanos para sobrevivir.

El volador más alto de todos, el buitre de Rupell, nativo del centro de África, se ha confirmado que ha llegado a alcanzar los 11278 metros, después de que uno colisionó con un avión a esa altura, como se publicó en 1947 en el diario The Wilson Bulletin.

Muchas especies de aves habitan en altitudes mayores a los 4 000 metros sobre el nivel del mar y otros rutinariamente vuelan a altitudes de aproximadamente 3 000 metros a 4 000 metros de altura, especialmente cuando están migrando, dijo Graham Scott, asistente de profesor de biologia en la Universidad McMaster en Ontario, Canadá.

Un gran número de especies de aves vuelan a altitudes incluso más altas que esas, escribió Scott en el estudio publicado en el 2001 en el Diario de Experimental Biology. Scott estudia cómo los vertebrados (animales con espina dorsal), se desempeñan en ambientes que representan un reto a su físico.

De acuerdo con Scott, aves tan pequeñas cómo los gorriones y los colibríes en la región de los Alpes, pueden encontrarse a altitudes mayores a los 5 000 metros, mientras que los condors gigantes de los Andes planean en corrientes de aire en alturas de 5 5000 metros. El ánade real es conocido por alcanzar altitudes de 6 401 metros y el ánsar indio de Asia central ha registrado una altitud de 7 290 metros.
 

Arriba y arriba

De alguna manera, esos voladores pueden superarse a sí mismos al volar altitudes excepcionales. ¿Pero qué es lo que les permite navegar el aire allá arriba? Mientras que las aves varían en tamaño, tienen una cosa en común,  una mayor envergadura en relación a sus cuerpos, comparado con aves que vuelan más bajo.

“Eso es algo que observamos consistentemente”, dijo Scoot “Las alas más largas son mejores para generar una ascensión que mantiene el cuerpo arriba”.

Pero se necesita más que unas alas largas para navegar las grandes altitudes, lo que viene con enormes retos físicos, añadió Scott.

El primer gran reto es que el aire se vuelve menos denso. Mientras se elevan, tienen que aletear con mayor fuerza para mantener la altura, asi que su metabolismo demanda un incremento, los niveles de oxígeno se vuelven más limitados y a grandes alturas se vuelve más frío y tienen que mantener sus cuerpos cálidos. Y el aire se vuelve más seco, así que tienen mayores probabilidades de perder por respirar y por la evaporación, por lo que tienen mayor sed”.

¿Y qué es lo que los mantiene en el aire? Existen ciertas adaptaciones físicas que permiten a las aves alcanzar alturas excepcionales, dice Charles Bishop, un catedrático con experiencia en zoología en la Escuela de Ciencias Biológicas en la Universidad Bangor en el Reino Unido.

Bishop, quien estudia ánades reales, dice que los gansos no parecen sufrir de mareo o edemas cerebrales o pulmonares causados por la altitud, asi que a diferencia de los humanos ellos no se sienten enfermos cuando están a grandes alturas”.

Los gansos también se hiperventilan para incrementar su consumo de oxígeno cuando vuelan, Está respiración rápida hace que su sangre se vuelva más alcalina, un cambio que en los humanos afecta la circulación al cerebro (y es por eso que hiperventilar hace que las personas se sientan mareadas o a punto de desmayarse).

Pero los gansos son bastantes tolerantes a los niveles altos de pH (condiciones alcalinas), explicó Bishop, por lo que la sangre fluye a los cerebros de los animales y el cuerpo permanece sano.

“Finalmente, la hemoglobina en su sangre tiene una alta afinidad con la vinculación del oxígeno”, dijo Bishop. “De nuevo, esto maximiza el consumo de oxígeno”.

Una estrategia cómo de montaña rusa

Una parte del secreto de las aves podría ser simplemente no mantenerse tan alto por mucho tiempo,

De acuerdo con Bishop, los ánades reales usan una estrategia cómo “de montaña rusa” durante sus largas migraciones, que puede llegar a medir de 2 000  a 5 000 kilometros, en períodos de vuelo que pueden durar entre 5 y 200 horas.

“Mientras que atraviesan la Meseta tibetana de Qinghai, las aves por lo general están en el rango de 4000 a 5500 metros de altura, con una excursión casual de poco más de 6000 metros”, dijo Bishop.

Añadió que de hecho, el 98 por ciento de las observaciones directas de la altitud de los gansos ocurrían dentro de los 5500 metros.

“Cada que las aves tenían que viajar a través de un obstáculo alto, inmediatamente regresaban abajo después”, dijo Bishop.

Y volar más alto quizás pueda proveerles a las aves mejores condiciones para las grandes distancias, sugiere Scott. Los vuelos migratorios a mayores altitudes significan una menor exposición a predadores mientras que los vientos de cola le pueden ayudar a las aves a volar con menor esfuerzo y las temperaturas menores pueden proteger a los animales del sobrecalentamiento, añadió.


Baudilio Sosa Mayonga

Create your own

Comments

Arturo Vega Estrada     26 October 2017

Lo mas interesante es la altura que algunas aves llegan a alcanzar.

Luis Camacho Rodriguez     26 October 2017

Interesante el tema, no sabia que las aves tenían tantos problemas para volar.

Alicia Carolina Zazueta Lucio     25 October 2017

Por eso es importante que las aves sean libres, no estoy de acuerdo con la gente que las quiere tener en jaulas.

Marta Eugenia Baldero Enjuanes     25 October 2017

Wow mas de 11 mil metros.

Rebeca Aragon Obrado     25 October 2017

Que interesante.