Go Back

7 manera de decir "no" de manera efectiva

Mujer-mano-no

Hace poco recibí un correo de un conocido preguntándome si podría quedarse conmigo mientras visitaba mi ciudad. Ahora, esta persona era alguien a quien apenas conocía y él tenía los medios necesarios para hospedarse en un hotel. Simplemente no me quería sentir incómodo al tener que dejarlo quedarse en mi casa. Tenía tres opciones: 1. Podría haberle dicho que sí porque me sentía mal al decirle que no, pero luego terminaría sintiéndome miserable por decirle que sí. 2. Podría haberle dicho que no y quizás haberme sentido mal por haberle dicho eso. 3. Podría haberle dicho que no y no sentirme mal por haberlo hecho. Escogí la opción número tres.

Puede que te estés preguntando, ¿cómo se supone que diga que no y no sentirme mal al respecto? Para responder esa pregunta, primero debes entender por qué es que la gente se siente mal al fallarle a una persona. Decir "no" puede parecer algo agresivo, como si estuvieras rechazando a la persona. La mayoría de la gente no quiere ser agresiva. Hay una connotación negativa en eso. O pueden llegar a sentirse como el malo o la mala del cuento. Pueden sentir como si le estubieran fallando a la persona y sentirse culpables o incluso pueden llegar a pensar que le dejarán de agradar o que pensarán que son indiferentes o inútiles. Como resultado, las personas, por lo regular, toman la opción que les causará menos conflictos y terminan cediendo ante los demás.

Si la gente dice no, por lo regular usan métodos ineficientes como excusa. Por ejemplo, podrían decir: "Me gustaría ayudarte pero estoy verdaderamente ocupado en este momento". El problema con este método es que le da a la otra persona la oportunidad de seguir preguntando. El o ella encontrarán un punto vulnerable. "¿Dado que estas ocupado ahora, qué tal la proxima semana?".

Aquí te muestro como puedes decir "no" de maneras efectivas:

Dilo

No le des vueltas al asunto, no des respuestas débiles o comiences a vacilar. Esto sólo le da una oportunidad a la otra persona. No demores, ni te quedes callado. Da una pequeña explicación si te miras en la necesidad de hacerlo, de lo contrario, no te sientas obligado. Entre menos digas mejor.

Sé asertivo y cortés

Podrías decir: "Discúlpame, no puedo en este momento pero te haré saber cuando tenga la oportunidad de hacerlo". Esta táctica es cortés y te pone en una posición de poder por el cambio de dinámica. Tú estas a cargo, diciéndole a la gente que les harás saber cuando puedas hacerlo. Otro ejemplo: "Aprecio que recurras a mi por ayuda pero me hace falta tiempo por ahora para poder brindarte la ayuda que necesitas".

Entiende las tácticas de la gente

Mucha gente y organizaciones utilizan técnicas de manipulación, estándo a sabiendas de ello o no. Por ejemplo, piensa en las solicitudes de donación a la caridad donde solo hay tres opciones: "¿Le gustaría donar $10, $20, $30 o X cantidad de dinero?". Otra táctica: "La mayoría de las personas donan $20, ¿qué tanto le gustaría donar?". Aquí entra la presión social.

Establece límites

La gente a veces pasa momentos difíciles al decir "no" debido a que no se han tomado el tiempo de valorar sus relaciones y comprender su papel en la relación. Cuando verdaderamente comprendes la dinámica y tu papel, ya no te sientes tan preocupado sobre las consecuencias de decir que no. Te darás cuenta de que tu relación es sólida y podrás decir "no" sin temor.

Hazle una pregunta a la persona que pregunta

Este es un método bastante efectivo en una situación del trabajo. Supongamos que un supervisor te pregunta si puedes hacerte cargo de diferentes tareas, más de las que puedes realizar. Podrías decir: "Me encantaría hacer X, Y y Z, pero necesitaría tres semanas en lugar de dos para hacer un buen trabajo. ¿Qué prioridad deseas que les dé?".

Mantente firme

Si alguien no acepta tu "no" como respuesta, entonces deberías saber que esa persona probablemente no sea tu amigo o no te respeta. Mantente firme y no te sientas obligado a ceder simplemente porque esa persona no está contenta.

Sé egoista

Pon tus prioridades primero, no las de la persona que te está pidiendo algo. Si le das prioridad a las necesidades de esa persona sobre las tuyas, notarás como tu productividad se verá afectada y tu resentimiento se acumulará. Puede que podamos aprender algo de Warren Buffett, quien dijo: "La diferencia entre la gente exitosa y la gente muy exitosa es que la gente muy exitosa le dijo que no a casi todo".
 


Eira Regalado Cavazos

Create your own