Go Back

Cómo entrenar a tu gato
1

gato-correa-minino-cesped

Aquí, te vamos a contar varios consejos para entrenar a tu gato. Podremos enseñarle a usar el inodoro, a que responda a nuestros llamados o simplemente darnos la mano.

Antes de pasar a la descripción del entrenamiento te aconsejamos que uses un clicker para marcar los tiempos de tu gato, los que usualmente se usan en todo tipo de entrenamiento para mascotas. Cada vez que hagas un click, el gato enseguida reconocerá cuándo está siendo recompensado por su accionar.

Usar el inodoro

Si bien es una tarea difícil y a veces no funcione, no hay nada más práctico que tu gato empiece a usar el inodoro, porque ahorraremos dinero en piedras sanitarias, por ejemplo. Para poder lograr esto, debemos colocar su caja sanitaria al lado del inodoro, ir acercándola cada vez más hasta que consigamos una caja sanitaria especial que se ajuste dentro del inodoro. Con posterioridad, el gato ya estará acostumbrado y podremos dejar tan solo el inodoro.

Dar la pata

Es simple. Primero, prepara algo que le guste a tu gato. Luego, debes colocarte a la misma altura del gato y toca su pata. Simultáneamente, debes decir “sacudir” y usa tu clicker, mientras mueve la pata. Se debe repetir el ejercicio hasta que tu gato mueva la pata con solo decir “sacudir”. Puede tomar unos días, pero funciona.

Responder al llamado

Cuando llega la hora de comer, debemos realizar el llamado específico. Este puede realizarse con su nombre o con algún ruido vocal. Ese el momento en el que el gato prestará más atención al llamado, relacionando el llamado con algo placentero. Deberemos hacerlo varias veces y podemos usar el clicker para que el gato responda, hasta lograr que esto sea habitual.

Pedir por comida

Podemos utilizar una golosina o un poco de alimento y sostenerla justo por encima de la cabeza del gato y dar la orden de “pedir”. Tu mascota debe intentar agarrar la recompensa parándose con sus patas traseras. Usaremos el clicker para marcar su comportamiento y luego le daremos su recompensa. Repetiremos este ejercicio utilizando la orden “pedir” y el clicker hasta que el gato aprenda. Un detalle a tener en cuenta es que nunca debes recompensar a tu gato con leche, ya que la leche de vaca puede traerle dolores de estómago y vómitos, además de que muchos gatos poseen intolerancia a la lactosa.

Caminar con una correa

Usualmente, esto se utiliza en perros, pero los gatos también pueden ser llevados de paseo con una correa. Eso sí, debe ser un arnés que se adhiera a la espalda y no al cuello del gato. Para lograrlo, primero debemos dejar la correa en los lugares donde está el gato; puede ser cerca de dónde come, por ejemplo. Luego, le pondremos el arnés y le daremos una recompensa. Se debe repetir esta acción todos los días, incrementando el tiempo y después ponerle la correa. Es importante realizar lo mismo con la correa puesta, dejar que se acostumbre y, finalmente, sacarlo al aire libre.

Con esto llegamos al final. Esperamos que los consejos hayan sido útiles y que puedas entrenar a tu mascota como se debe. Si este artículo ha sido de tu interés, puedes seguir leyendo los tantos artículos que Qué Busca tiene para ti. 


Juliana Fantino

Create your own

Comments

Alison Ruigomez Bellera     12 December 2017

Mira que bien no sabia que un gato se podía educar como un perrito.

Laura Patricia Mateo Rojo     8 December 2017

Muy interesante es muy parecido a educar a un perrito.

Melissa Martha Mora     8 December 2017

Siempre he pensado que educar a un gato es mucho mas difícil que aun perro, el gato es mas independiente y siempre hace lo que el quiere.