Go Back

6 formas de ejercitarte sin siquiera saberlo

Maneras-Ejercitarte

Un grupo de científicos recientemente sugirió, en una nota publicada en el International Journal of Obesity, que los estadounidenses están pasando mucho tiempo hablando de cómo nuestro ambiente tóxico de alimentos y cómo nuestros hábitos insanos nos están haciendo obesos. Ellos sugieren que quizás existan otras razones por las que nos estamos agrandando. Entre las teorías alternas para la obesidad están: no dormir los horas suficientes, la contaminación del aire altera nuestro metabolismo y que nos hemos adaptado al aire acondicionado (y por lo tanto no necesitamos regular nuestra temperatura interna al subir nuestros índices metabólicos quemando calorías en el proceso). Pero aún así, todavía existe la creencia de que comer apropiadamente y ejercitarse es la forma correcta de balancear tu peso. Para eso, te presentamos unas buenas formas para ejercitarse sin siquiera darte cuenta y sentirte mejor al subirle al aire acondicionado en estos días calurosos.

Lava tu auto.

Acepta el calor del verano… con una manguera. Quema calorías y pon tu auto bello cuando lo laves, lo seques y así lo dos se pongan guapos.

Limpia tu jardín

Dile a Pepe que vas a limpiar tú tu propio jardín y págale para que te haga un té helado. Mientras lo haces, deshierba tu huerto de vegetales y echale abono a las demás plantas.

Visita el dispensador de agua

Todos necesitamos un descanso del trabajo cada cierto tiempo pero en vez de enviarle mensajitos chistosos a tu amigo en la oficina de a lado, ve al dispensador de agua y platica con tus compañeros sobre a quien corrieron en el último capítulo de Project Runway.

Comienza ese proyecto para mejorar la casa.

Pintar, martillar y subir cosas es ejercicio (algunos de ellos desde moderados hasta vigorosos, diríamos). Y no descontemos toda la caminata que te aventaste al darle la vuelta al almacén buscando ese producto específico (o buscando a alguien para que te ayudara a buscarlo).

Cuida perros.

Mejor si es un cachorro. No te podrás sentar en el sillón por mucho tiempo, a menos de que no te importe mucho tu alfombra o tus zapatos. ¿Conoces a alguien que tenga un perro? Preguntale si va a salir de vacaciones, sin perrito. Obtendrás una semana entera de ejercicio y posiblemente te ganes una linda botella de vino cuando regrese tu amigo.

Come al aire fresco.

Planea un picnic, uno que incluya cargar una nevera gigante llena de hielo a través de un campo o un parque. Lleva una pelota o un frisbee para tener algo que hacer después de comer. Y no olvides llevar algo saludable para comer.


Eira Regalado Cavazos

Create your own