Go Back

Cyberbullying: ¿Cómo proteger a nuestros hijos?

niño-cámara-tecnología-oscuridad

El avance de la tecnología nos ha traído grandes satisfacciones, así como también enormes dolores de cabeza. Todos tenemos el acceso a diferentes dispositivos con conexión a internet al alcance de las manos. Los niños acompañan este proceso y se van insertando en este sistema cada vez más temprano.

El Cyberbullying es una de las principales problemáticas que afecta a aquellos que no están preparados para lidiar con la complejidad de las redes. Este tipo de acoso se practica repetidamente a través de diferentes medios electrónicos. ¿Cómo podemos estar atentos a ello?

Primero es primordial conocer las conductas de nuestros hijos, si los notamos más retraídos o más sumergidos en el mundo virtual es una señal de alerta a la que debemos poner atención. Estas prácticas suelen atormentarlos en sus aspectos más íntimos de la vida cotidiana.

Es recomendable tener acceso y/o restringir el uso de las redes sociales de los niños. Aquí es donde cada padre tendrá que poner los límites que considere necesarios sin traspasar la barrera de la privacidad. Un consejo puede ser poner el computador en la sala, donde todos compartan el espacio y marcar horarios específicos para su uso.

El ciberacoso puede suceder en cualquier momento del día y tiene la capacidad de causar daño repetidamente. Puede aparecer bajo amenazas, rumores, exclusión del niño de su círculo de amistades o la difusión de contenido sexual o privado para avergonzarlos. En esto último se suman dos problemáticas conocidas como grooming y sextorsión.

Las redes sociales tienen el poder de esconder las verdaderas identidades de las personas. Si los niños se encuentran vulnerables pueden caer en la trampa de adultos que se hacen pasar por menores. Así como también sus mismos conocidos pueden actuar de manera siniestra y extorsionarlos con contenidos sexuales a modo de venganza. Para combatir esto, es necesario que los padres conozcamos sobre tecnología y podamos ponernos a nivel para explicarles acerca de todos estos peligros.

Los efectos del cyberbullying pueden ser mayores a los del bullying tradicional y más difíciles de erradicar, puesto que las redes sociales cuentan con tan poca regulación que puede persistir a lo largo del tiempo. Es de suma importancia conocer diferentes formas de prevención. Los padres debemos enseñar a los niños a no facilitar datos personales, a no comportarse como lo harían personalmente y a guardar las pruebas de alguna situación que los haya hecho sentir incómodos. También debemos explicar los ajustes de privacidad de las redes sociales, a no aceptar desconocidos y a hacer una lectura de perfiles falsos.

Por otro lado, también podemos contribuir poniendo filtros de sitios para adultos, no brindarles smartphones si creemos que todavía no están preparados para afrontar la responsabilidad que conlleva su uso y establecer un vínculo de confianza con ellos para que se pueda hablar abiertamente sobre estos temas.

El ciberacoso, el grooming y la sextorsión son problemáticas de las nuevas tecnologías que nos afectan a todos. Si a ustedes les ha tocado de cerca nos gustaría que comenten sus experiencias en los comentarios.


Noelia Marisa Santillán

Create your own