Go Back

¿Había creación antes de la historia bíblica de la creación?

Creación-Cuadro-pintura

Todas las religiones tienen historias de creación, veamos qué nos dice la tradición judeocristiana sobre nuestra identidad y nuestros orígenes:

Somos miles de millones de seres humanos sobre el planeta, cuesta creer que procedamos todos del mismo hombre y de la misma mujer, pero según las tradiciones judía, cristiana y musulmana así es; pero ¿quiénes eran este hombre y esta mujer? ¿Cuándo y de dónde vinieron?

De conformidad con estas tres religiones, todos provenimos de Adán y Eva. El libro del Génesis los sitúa en un lugar llamado “Edén”, cerca de los ríos Tigris y Éufrates, en algún lugar del Oriente próximo. Nadie ha encontrado todavía el jardín del Edén, aunque muchos lo intentaron, pero ¿por qué el deseo de encontrarlo?

El jardín del Edén no representa solo el origen de la humanidad, sino también el principio de nuestro diálogo con Dios; descubrir cuándo y dónde se ubicaba nos diría mucho sobre quienes somos.

La versión de la historia que acabó en el libro del génesis parece ubicar el jardín del Edén en Mesopotamia, una zona que ahora está en Irak.

Pero hay teólogos y estudiosos de la biblia que sostienen que el Edén no es un espacio geográfico o un lugar físico, sino que hay que entenderlo como una conceptualización del lugar en el que Dios está presente. Por ejemplo, en el antiguo judaísmo levítico de los tiempos de Jesús, la presencia de Dios habitaba en el templo; en consecuencia, Jerusalén se concebía como el lugar del Edén o el paraíso. Con esto dejo entrever que el Edén podría tratarse de una construcción metafórica.

¿Esto quiero decir que podría contener significados metafóricos la historia de la expulsión de Adán y Eva del jardín del Edén?

Adán y Eva vivían en una tierra fértil, pero al comer el fruto del árbol prohibido fueron expulsados y obligados a cultivar la tierra; dicho de otra forma, Adán y Eva se convirtieron en los primeros agricultores.

Interesa saber entonces si el origen de la agricultura y de la creencia en Dios tiene alguna relación, pueda que la historia del jardín del Edén se remonte a los tiempos en que los seres humanos comenzamos a cultivar la tierra.

La comunidad agrícola más antigua que se ha descubierto se ubica en la Turquía central, en una región conocida como Çatalhöyük. Coincidencia o no, este lugar hace parte del delta fértil del río Éufrates por lo que podría tener asidero bíblico, ¿acaso este lugar pudo haber sido el Edén?

Çatalhöyük es un asentamiento humano que tiene unos increíbles nueve mil años de antigüedad, en su apogeo tuvo una extensión de trece hectáreas de superficie. Las casas en Çatalhöyük son prácticamente del mismo tamaño, están muy juntas, no tenían ventanas ni puertas y la entrada estaba en el techo, era una ciudad sin calles, por lo que sus habitantes cruzaban el pueblo por las azoteas, donde también trabajaban.

Los habitantes de Çatalhöyük fueron de los primeros en vivir en ciudades, pero ¿fueron también de los primeros creyentes? ¿Pensaban que su mundo lo había creado un Dios?

Bueno, ciertos hallazgos dan pistas para responder estos cuestionamientos: En cualquier casa típica de Çatalhöyük se encuentran escondrijos o agujeros hechos debajo de las zonas utilizadas como dormitorio. Estos huecos son fosas mortuorias o lugares de enterramiento de los antepasados de aquellos que habitaban estas casas, así que las personas vivían literalmente junto con sus antepasados. Se cree que ésta era una práctica ritual con una clara connotación religiosa y que era vital para esta comunidad.

¿Podrían ser estos entierros pruebas de la creencia en Dios?

Los pobladores de Çatalhöyük tenían rituales de enterramiento muy interesantes, muchas veces retiraban los restos mortuorios periódicamente, no se sabe a ciencia cierta qué hacían con ellos, pero en muchos casos luego los devolvían a su sitio meticulosamente; entonces estas casas no eran solamente una residencia familiar, sino también una especie de templo donde en el que transcurría la vida ritual de una familia y una comunidad.

Está claro que en Çatalhöyük se realizaban todo tipo de rituales, en particular el enterramiento, pero todavía no hay rastro de una religión organizada, así que nuestras preguntas siguen sin respuesta. ¿La religión permitió al hombre vivir en comunidad y cultivar? o ¿fue la civilización la que dio paso a nuestra creencia en Dios?

Hay otra excavación a unos cientos de kilómetros al oriente de Çatalhöyük que quizá tenga la respuesta; es un yacimiento de once mil años de antigüedad situado entre los ríos Tigris y Éufrates (la ubicación bíblica del Edén). Se llama Göbekli Tepe y es probable que allí se encuentren pruebas de los primeros momentos en que los humanos veneraron lo divino.

Los arquitectos de la edad de piedra construyeron Göbekli Tepe en veinte sectores monumentales separados por enormes columnas en forma de T. Algunas columnas tienen tallas de animales temibles, pero la forma de T que tienen las piedras es una representación de la figura humana, podrían ser hombres o podrían ser Dioses.

Casi todos los arqueólogos creen que la estructura de Göbekli Tepe se empleaba para rituales, pero parece ser que nadie vivió allí. El pueblo que construyó Göbekli Tepe era de cazadores recolectores nómadas, no de agricultores sedentarios.

Las teorías dicen que en esa época las comunidades iban creciendo sin cesar, lo que agotaba más rápido los recursos locales. Este crecimiento pudo originar un incremento en el riesgo de conflictos. Los rituales religiosos de Göbekli Tepe pudieron haber suavizado esos conflictos.

Göbekli Tepe sitúa el nacimiento de la veneración religiosa hace más de once mil años, mucho antes de que existieran musulmanes, judíos, cristianos, hindúes o budistas; la gente se reunía para conversar, comer y rezar.

Entonces podría ser que la civilización, la fuerza impulsora de nuestro mayor logro sea Dios después de todo.


Sergio Augusto Alvarez Vargas

Create your own