Go Back

¿Seré bipolar?

Ser-Bipolar-mujer

El trastorno de bipolaridad es una enfermedad mental caracterizada por extremos cambios de humor desde lo más alto hasta lo más bajo y viceversa. Cada episodio puede durar horas, días, semanas o meses. Los cambios de humor se pueden incluso mezclar, pueden hacer que la persona se sienta eufórica y deprimida al mismo tiempo. La bipolaridad no es un diagnóstico extraño. Millones de personas viven con un desorden bipolar. Los síntomas tienden a aparecer en los últimos años de la adolescencia o en los primeros de la adultez, aunque también pueden aparecer en niños. Las mujeres tienden a ser diagnosticadas con bipolaridad con más frecuencia que los hombres, la razón aún no es clara.

El trastorno bipolar puede ser difícil de diagnosticar, pero hay señales de advertencia que se pueden tomar en cuenta.

Tipos de desorden bipolar

Aunque existen cuatro tipos de trastorno bipolar comúnmente conocidos, también hay dos tipos que son los más diagnosticados.

Bipolar I

La forma clásica de trastorno bipolar es usualmente llamada “manía”. El trastorno bipolar I no deja duda de que alguien está en una fase de manía o enfermedad. El comportamiento y humor de tal persona es como presentar euforia extrema, su comportamiento rápidamente se transforma hasta que están fuera de control. La persona podría incluso terminar en la sala de emergencias o algo peor si no se le da tratamiento.

Para ser diagnosticado con trastorno bipolar I, la persona debe presentar un episodio de manía (caracterizado por humor elevado, explosivo o irritable que represente un cambio notable en el humor diferente al de su usual comportamiento) que dura por lo menos siete días o los síntomas de manía son tan extremos que el individuo requiere hospitalización inmediata.

Bipolar II

El Trastorno Bipolar II es cuatro veces más común que el bipolar I. Se caracteriza por presentar síntomas de manía mucho menos severos, llamados también síntomas hipomaníacos. Dichas señales son más difíciles de aceptar por la gente, por lo general se dan cuenta por amistades o seres queridos que los animan a buscar ayuda. La hipomanía por lo general se torna peor sin el tratamiento apropiado, la persona puede volverse severamente maníaca o depresiva.

Extraños tipos de bipolaridad

Hay dos tipos de desorden que son menos comunes que el bipolar I y II.

El trastorno bipolar ciclotímico involucra cambios de humor y cambios similares al bipolar I y II, pero muchas veces los cambios son de naturaleza menos dramática. Aunque puede ser difícil, la persona con trastorno ciclotímico con frecuencia actúa normalmente sin medicación. Con el tiempo el humor de la persona puede convertirse en trastorno bipolar I o II.

El trastorno bipolar no especificado (NOS) es un término usado para la persona que muestra síntomas de bipolaridad pero no encaja en en ninguno de los tres tipos de descripción.

¿Cuáles son las señales de advertencia de trastorno bipolar?

El trastorno bipolar puede incluir las siguientes señales de advertencia:

7 signos de manía

  1. Sentirse demasiado felíz, “arriba” o emocionado por largos periodos de tiempo.
  2. Agitarse fácilmente, algunos lo describen como sentirse ágil.
  3. Hablar muy rápido mayormente acompañado de pensamientos apresurados.
  4. Inquietud extrema o impulsividad.
  5. Deterioro del juicio
  6. Confianza surealista en las habilidades o capacidades propias
  7. Envolverse en comportamientos riesgosos, como tener sexo impulsivo, apostar los ahorros de toda la vida o hacer grandes gastos en borracheras.

7 señales de depresión

  1. Sentirse triste o desesperanzado por largos periodos de tiempo.
  2. Alejarse de amigos y familia y/o perder el interés por actividades que alguna vez disfrutó.
  3. Perdida o incremento significante del apetito
  4. Fatiga severa o falta de energía
  5. Habla lenta
  6. Problemas de memoria, concentración y toma de decisiones
  7. Pensamientos o intentos de suicidio o preocupación por la muerte

¿Cómo se diagnostica el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar puede ser difícil de diagnosticar. A menos que presente manía severa en cuyo caso las señales son inconfundibles, los síntomas pueden ser difíciles de detectar. Las personas con hipomanía, la forma leve del lado maniático, pueden sentirse con más energía de lo usual más confiados, llenos de ideas y capaces de dormir menos. Difícilmente alguien se queja de eso. Es más seguro que se busque ayuda si se sufre depresión pero puede que el doctor no tenga la oportunidad de observar el lado maníaco.

Cuando los doctores sospechan de desorden bipolar, probablemente use algunos métodos para hacer el diagnóstico:

  • Exámen físico para descartar cualquier otra condición médica que pudiera causar los síntomas tal como enfermedad de la tiroides.
  • Evaluación mental que puede incluir cuestionario y entrevistas a miembros de la familia
  • Una gráfica de cambios de humor para mantener un registro del patrón de sueño y humor cotidiano.  
  • Usar el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastorno Mental (DMS-5) para comparar los síntomas con los criterios de trastorno bipolar.
  • Si te preocupa que puedas tener trastorno bipolar, lo más importante por hacer es educarte a ti mismo sobre los diferentes tipos de trastornos de humor y después consultar a tu doctor.

Puede que sea difícil de manejar si estás preocupado por un amigo o ser querido que tenga trastorno bipolar. Consigue ayuda de otros amigos o miembros de la familia. Las personas con trastorno bipolar frecuentemente niegan el problema, especialmente durante los períodos de manía. Piensa en el trastorno bipolar de la forma en que lo harías de cualquier otra enfermedad seria y busca ayuda profesional lo más pronto posible.

Bipolar y otras enfermedades

Las personas con trastorno bipolar pueden tener otros diagnósticos físicos, incluyendo trastorno obsesivo compulsivo (OCD), trastornos alimenticios y abuso de sustancias. El deseo de medicar su bipolaridad con drogas o alcohol es lo que comúnmente los pone en riesgo de abuso de sustancias. Las mujeres bipolaridad por lo general presentan enfermedad de la tiroides, obesidad, migrañas como complemento físico de bipolaridad. Los hombres tienden más a lidiar con el abuso de sustancias además de la bipolaridad.

Aproximadamente 1 de cada 5 personas con diagnóstico bipolar puede también ser diagnosticada con trastorno límite de la personalidad. Hay algunas similitudes entre los dos trastornos, pero hay mucha diferencia en las causas y síntomas. Se necesita más investigación para entender la relación entre dichos trastornos.

Tratamiento del desorden bipolar

Una vez que se tenga el diagnóstico, el doctor decidirá el mejor y tratamiento para el paciente. Los tratamientos para la bipolaridad incluyen:

  • Medicación
  • Psicoterapia
  • Tratamiento para el abuso de sustancias
  • Terapia electroconvulsiva (ECT)

Un psiquiatra calificado manejará el tratamiento pero también se puede tener un trabajador social, psicólogo o practicante de enfermero psiquiatra al cuidado del paciente.

Las prescripciones comunes para personas con bipolaridad incluyen pastillas para estabilizar el ánimo. Los estabilizadores del ánimo como los que contienen litio o ácido valpróico ayudarán a reducir el rango e intensidad de episodios de manía. Si los estabilizadores de ánimo no son suficientes para mejorar la calidad de vida de la persona, el doctor tal vez prescriba una combinación de antidepresivos antipsicóticos tales como Symbyax.

El tratamiento de bipolaridad debe ser contínuo. Cuando la persona para de tomar su medicación o de asistir a sus citas con el médico, probablemente experimente de nuevo episodios de manía. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, el trastorno bipolar se puede controlar y la persona puede llegar tener una vida sana y productiva.


Ovidio Toro Griego

Create your own