Go Back

Los escorpiones usan ácido y protones para causar más dolor

escorpión-insecto

Los escorpiones están, como todos nosotros, tratando de sobrevivir. Aunque ciertamente, no todos creamos un sofisticado “jugo de la muerte” en nuestros traseros… Según un nuevo estudio, una especie en específico incluso usa ácido para hacer que un piquete de su aguijón sea más doloroso. Los científicos informaron de sus hallazgos en la revista Science Advances. El veneno es una pequeña palabra que cubre las descripciones de diferentes productos químicos con diferentes efectos, cada uno evolucionado para combatir cierto tipo de depredador o problema. Algunos son anticoagulantes, que pueden causar la muerte por pérdida de sangre; algunos son neurotóxicos, causando parálisis; y otros causan un dolor insoportable, un disuasivo excelente para los depredadores demasiado grandes para ser asesinados.

Los escorpiones de la familia Buthidae producen más de 100 toxinas diferentes, la mayoría de los cuales todavía no entendemos. Una sustancia tan misteriosa es un péptido llamado BmP01. Los científicos que descubrieron este compuesto rápidamente descubrieron que funciona activando una vía de dolor en el cerebro llamada TRPV1. Es la misma que usa la capsaicina, el ingrediente activo de los chiles, para producir la fuerte sensación picante. Lo que no podían averiguar era cómo el BmP01 era tan potente. Sus efectos en el cerebro eran mucho más poderosos de lo que deberían haber sido, dada la pequeña cantidad de la toxina que un escorpión dispone para la picadura. Algo estaba fortaleciendo los poderes del BmP01 para producir dolor, y para descubrir lo que era, los científicos revisaron a fondo la química de los componentes restantes del veneno Buthidae. Una cualidad destacó: El veneno era inusualmente ácido.

Los investigadores se dieron cuenta de que el ácido permite que el veneno arroje protones. Bajo circunstancias normales, una alta dosis de protones puede penetrar en las defensas de las vías del dolor. Aquí, BmP01 y los protones actúan juntos para activar el receptor del dolor, creando una respuesta más fuerte - y un dolor más intenso - de lo que cualquiera de estos componentes podría haber hecho solo. Los investigadores dicen que ésta combinación de "doble punch" es una brillante adaptación. "Las toxinas animales que contiene este paquete ácido deben haber sufrido optimización a través de la evolución para mejorar el desempeño de sus funciones biológicas", escriben los expertos. "Creemos que, además de utilizar un cóctel de toxinas, la activación bimodal puede representar otra estrategia de supervivencia general utilizada por animales venenosos".


Taciana Bañuelos Sauceda

Create your own