Go Back

Qué es el crudiveganismo y algunas recetas increíbles

pan-lechuga-tomate-semillas

El crudiveganismo es la combinación de los conceptos de crudivorismo y veganismo. Es decir, una práctica en la cual no se consumen alimentos que hayan sido preparados a una temperatura por encima de 42º C y tampoco productos de origen animal.

Este tipo de alimentación se ha convertido en una filosofía de vida para muchas personas. Muchos de ellos establecen que es una forma de volver a conectarse con la naturaleza y apoyar una conciencia ecológica que defienda este sistema ético para que no haya más sufrimiento de animales.

En su dieta incluyen vegetales, frutas, legumbres, semillas, aceites vegetales, plantas marinas y hierbas, entre otras cosas. Con respecto a la cocción de los alimentos, establecen que destruye las enzimas, vitaminas y modifica algunos nutrientes produciendo un efecto negativo en nuestro cuerpo. Por ello cuentan con diferentes herramientas como la deshidratación o germinación de semillas para complementar sus platos.

Algunos pensarán que este tipo de alimentación es bastante acotada, pero la creatividad ha ayudado bastante y ha dado como resultado comidas asombrosas. Aquí tienes algunos ejemplos:

Alfajores rellenos con chocolate

Para realizar la masa necesitarás 1 plátano muy maduro, 5 cucharadas de coco rallado (o cantidad necesaria para aglutinar y moldear la masa) y unas gotas de extracto de vainilla. Aplasta el plátano y mezcla todos los ingredientes para lograr la masa. Luego deberás prestar atención a que no quede quebradiza, y cuando la estires, coloca un paño encima para que no se pegue. Luego llévala al sol para deshidratarla.

Para el relleno de chocolate tendrás que remojar 1/2 taza de pasas de uvas durante 1 hora, o hasta que se ablanden, y una vez blandas procesarlas y agregar cacao amargo hasta que espese.


Crepa de manzana y lino

Para la masa de la crepa deberás rallar 1 manzana y agregarle lino molido en el momento (la cantidad necesaria para aglutinar la masa). Agrega una pizca de sal rosada, mezcla todo y extiende la masa sobre una tela para deshidratar al sol. Déjalo el tiempo necesario para que quede flexible, no crocante o quebradizo. Si quieres rellenarlo puedes usar alguna fruta como peras bien maduras procesadas o frutillas.


Masa para pizza

Para hacer la masa de la pizza tienes que procesar una coliflor grande hasta que quede hecha puré. Agrega una cucharada de sal rosada, lino molido y semillas de girasol molidas. La masa deberá quedar bien densa y aglutinada para moldearla. Recuerda que el lino le dará un sabor amargo, cuanto más le pongas más fuerte será. Son recomendables dos porciones de lino por una de girasol. Si observas que la masa queda muy dura, puedes agregarle agua o cualquier otra verdura procesada. También tienes la opción de condimentarla con cualquier especia que gustes. Sigue los procedimientos de amasado de las recetas anteriores y obtendrás una masa deliciosa para pizza.


Queso crudivegano de semillas de girasol

¿Pensabas que los crudiveganos no consumían quesos? ¡Sorpresa! Han encontrado otras opciones para completar una pizza o untar una tostada por la mañana. Para ello deberás contar con un frasco grande de semillas de girasol, cubrirlas con abundante agua y dejarlas en reposo entre 8 y 12 horas. Luego, deberás volcar el agua y llenar nuevamente con agua fresca. Busca un espacio en tu casa lejos del sol para dejar que las semillas fermenten. Este proceso llevará aproximadamente 6 días, te darás cuenta por el aroma y el color que van tomando. Cuando veas que su consistencia cambió, elimina la capa superficial que se forma y verás que las semillas tendrán un aspecto agradable y aroma a queso. Procésalas y obtendrás un queso crema.


¿Y tú conocías este estilo de vida? ¡Intenta alguna de estas recetas y cuéntanos cómo han resultado!


Noelia Marisa Santillán

Create your own