Go Back

¿Cómo los museos podrían acercarse a su comunidad?
3

museo-charolas-mesas-ollas

Primero los museos fueron un espacio para exhibir los objetos coleccionados por exploradores que viajaban por tierras inhóspitas. Motivados por la ostentación de poder o, en el mejor de los casos, tenían un fin científico, los objetos se vinculaban con su prestigio, su belleza, su exotismo, su singularidad y su originalidad; constituyéndose así en una institución elitista.

Al mismo tiempo fue posible adquirir conocimiento, transmitir las ideas de un territorio, conocer su pasado y pensar en nuevas posibilidades para el futuro. En este sentido, la comunicación de los museos es fundamental: debe dirigirse a la comunidad del territorio en donde se crean. Por ello, múltiples propuestas se han enfocado en mostrar cómo los museos podrían acercarse a la comunidad.

Una de estas propuestas es el ecomuseo, creado por Georges Henri Riviére, quien demostró que, a lo largo del tiempo, el museo no ha logrado eliminar las pretensiones elitistas. Podría resumirse su aporte en que formuló un proceso para dar visibilidad a los modos de vida de los sectores populares en la clase burguesa intelectual francesa.

La propuesta trató de establecer prácticas de etnología sobre el patrimonio francés (encuestas, investigación en el terreno, recogida de objetos). Los ecomuseos permitían el desarrollo de una nueva política de ordenación del territorio, y por otro lado, venían a suplir algunas de las preocupaciones recientes de esa nueva sociedad.

Mantener vivas las tradiciones, la historia y la etnografía de un lugar, mediante un compromiso tomado por parte del museo, la comunidad y las estructuras políticas, que tratan de mantener vivo y sostenible un patrimonio intangible, fundamental para comprender nuestro pasado y presente.

En la definición de ecomuseos Rivière insistía en que la institución debía de estar totalmente al servicio de la comunidad. Por tanto, su museología pretendía ser dinámica (tal como lo era la sociedad) y su finalidad era la de crear museos que explicaran los cambios del mismo modo.

Una de las mayores preocupaciones de Rivière fue la de tratar de crear un nuevo museo vivo y participativo con la sociedad. Fue el primero en señalar que los museos son instituciones al servicio de una sociedad sometida constantemente al cambio y, como tal, el propio museo debía adaptarse y tratar de dialogar con la sociedad a la que servía.

El museo se plantea como un espejo, la población se contempla para reconocerse, busca la explicación del territorio en el que habita. El ecomuseo es un centro orientado sobre la identidad de un territorio, sustentado en la participación de sus habitantes.

Por primera vez, el museo piensa en el desarrollo de la comunidad, busca romper con ciertos parámetros excluyentes para pensar en la identidad de un territorio a partir de la participación de sus habitantes y con la finalidad de crear un bienestar, desde entonces la función social de un museo se ha explorado profundamente.

 


Cristina del Río Francos

Create your own

Comments

Marta Eugenia Baldero Enjuanes     13 April 2018

Lo que hace falta son museos de artes antiguas, porque modernos ya hay muchos

Rebeca Aragon Obrado     4 April 2018

Adoro los museos de arte moderno y contemporáneo

Marcus Ortiz Romero     4 April 2018

Podría pasar horas en un sólo museo, más cuando son aquellos con nuevas exhibiciones cada pocas semanas