Go Back

6 mitos sobre correr

QueBusca-Carrera-Jovenes

Cuando empezamos a hacer ejercicio, escuchamos tantos comentarios sobre cómo se debe de hacer y cómo no hacerlo, que ya a veces no se sabe a quién creer. El internet está llenísimo de creencias que a veces nos pueden desviar de la verdad. Todos sabemos que cuando queremos iniciar algo quizá nos puede dar un poco de miedo, especialmente si es la primera vez que vas a intentar correr ya sea solo o acompañado. Así que he decidido darte una lista de algunos cuantos mitos con respecto a correr para quitar algunas dudas y miedos que se tengan.

UNO. Si subes de masa muscular te hace más lento.

Hacer ejercicio pesado no necesariamente te hará aumentar músculo intensamente. Para que eso llegue a pasar tienes que comer cómo lo hace alguien que levanta pesas. No se trata del peso que levantes, sino de cómo comes. Por lo tanto, teniendo una buena masa muscular, es posible correr también.

DOS: Regresamos al mito número uno.

Se necesita tener un cierto tipo de cuerpo para poder correr. No es el tipo de cuerpo lo que nos hace buenos corriendo sino cómo es que corremos, y si estamos acostumbrados a correr.

TRES: Todos hemos oído esto. Correr es malo para las rodillas.

En realidad es completamente lo opuesto. Se han realizado investigaciones en la Universidad de Stanford en los cuales se dice que correr mejora nuestra longevidad de vida, y fortalece los cartílagos de las rodillas. Así que disfruta de la libertad, y corre.

CUATRO: Se deben hacer estiramiento antes de correr.

Esto es algo que se tiene que evadir, porque para poder estirarnos es importante que antes hayamos calentado. El músculo se debe calentar antes de estirar. Calentar y estirar no es lo mismo. Lo ideal sería que antes de correr trotáramos por uno 10 minutos para calentar y después empezar a correr.

CINCO: Es necesario correr todos los días.

Ahora, claro que podría tener más beneficios correr a diario, pero con que se corra unas 3 veces a la semana es suficiente. Aunque esto ya sería muy relativo debido a que quizá alguien corra toda la semana, pero tiempos cortos, mientras que otra persona corra 3 días a la semana, pero mayores distancias. Básicamente, no se trata de qué tanto corres, sino cómo corres.

SEIS: Este va ligado un poco con el anterior.

Entre más corras, más rápido correrás. Nuevamente esta es una gran mentira. Entrenar todos los días, y más si eres principiante y jamás lo habías hecho antes, puedo causar lesiones que podrán limitarte en tu progreso en el ejercicio. Repito, con que sean dos o tres veces a la semana sería suficiente. Ir aumentándole gradualmente la velocidad y las distancias. Correr no tiene que ser algo doloroso, deberás disfrutarlo poco a poco hasta poder correr largas distancias.

Recuerdo que cuando comencé a correr al principio no podía; batallaba y era porque le estaba exigiendo a mi cuerpo algo a lo que no estaba acostumbrado. Así que, lo que hice fue bajarle la intensidad y velocidad hasta que poco a poco fui aumentándole.

Ahora, esos fueron algunos de los mitos que mayormente se creen. Sólo ten en mente que para correr no necesitamos iniciar con mucho. Poco a poco tu cuerpo tomará la fuerza para poder correr largas distancias y en una velocidad más lenta, pero por ahora disfruta del viaje. Disfruta como vas progresando corriendo. Poco a poco notarás el cambio. Ahora lo único que podría limitarte al momento de correr es sólo si tienes algún problema médico que te impida correr por lo que deberías consultar un doctor antes practicarlo. Pero si no es así, incluso una persona de la tercera edad podría correr. ¡Ánimo!


Abraham Aragón

Create your own