Go Back

¿Cómo las hormonas te ayudan a subir o bajar de peso?

hombre, comiendo, dulce

Probablemente no sabías que existe una fuerte relación entre el sobrepeso y las hormonas. Este es un dato interesante que puede ayudarte a programar los hábitos de vida adecuados para bajar eficientemente esos kilos de más que te atormentan, sin dietas extremas ni largas rutinas de ejercicios.

Pero veamos primero cuáles son las hormonas que influyen en este aspecto de nuestras vidas.

Cortisol, leptina e insulina

Este trío es la principal causa de sobrepeso sin importar qué comamos.

La leptina es la hormona que regula el apetito. Cuando tenemos niveles muy altos de apetito, significa que nuestro cuerpo tiene una alta resistencia a la leptina, lo que desencadena una mayor tendencia a acumular grasas.

Restaurar nuestra sensibilidad a la leptina, por lo tanto, nos permitirá mantener estables nuestros niveles de apetito y energía.

El cortisol, por otro lado, es una hormona muy importante en nuestro cuerpo. Nos ayuda a regular la presión sanguínea, las respuestas de nuestro sistema inmunológico, controlar y responder al estrés y equilibrar el efecto de la insulina, manteniendo los niveles de azúcar en sangre en un punto adecuado.

Sin embargo, esta hormona se libera en grandes cantidades durante situaciones estresantes, tales como un día complicado en el trabajo. Esto puede provocar un desequilibrio en nuestro cuerpo, y la respuesta más frecuente a esto es la acumulación innecesaria de grasas.

Finalmente, la insulina es la hormona encargada de transportar el azúcar a la sangre donde se convertirá en energía. Pero cuando los tejidos de nuestro cuerpo no son capaces de asimilar correctamente esta hormona, el azúcar excedente se almacena en el cuerpo en forma de grasa.

Así es que estas tres hormonas regulan el apetito y cómo obtenemos energía de los alimentos. Lo cual significa que si no funcionan correctamente, nuestro organismo no puede hacer un uso correcto de las comidas. Y así sus excedentes, por tanto, terminan acumulándose en nuestras reservas de grasa.

Activar las hormonas de la forma correcta

¿Cómo lograr entonces que las hormonas trabajen a nuestro favor?

Lo primero es eliminar el azúcar procesada de nuestras comidas. Deberemos eliminar ésta completamente de nuestra dieta; así como en la mayor medida posible, las verduras con almidón, bebidas alcohólicas y todo lo que contenga altos niveles de azúcar, ya que la misma nos proporciona energía rápida que el cuerpo usa antes que la de reserva (grasas).

El segundo punto será consumir alimentos que favorezcan la quema de grasa como verduras crudas o al vapor. Éstas  requieren más energía para ser digeridas.

Otro aliado que nos ayudará en la dieta es la zanahoria, la cual libera carotenoides que ayudan a mejorar la sensibilidad de nuestro cerebro a la leptina.

Finalmente, y como todos sabemos, una rutina de ejercicios diarios y actividades al aire libre nos ayudarán a darle un mejor destino a las reservas de energía de nuestro cuerpo.

Y eso ha sido todo por ahora. Dinos qué te ha parecido el artículo en los comentarios ¡Tu opinión es importante para nosotros!

¡Hasta la próxima!


Matías Esteban Aguetti

Create your own