Go Back

La importancia de tener experiencias nuevas

pareja-vacaciones-aventura

Los seres humanos estamos hechos a partir de nuestras experiencias. Cuando nacemos tenemos un conjunto de sentidos que nos permitirán interactuar con el mundo y empezar a vivir la aventura de conocer a distintas personas, enamorarnos, viajar o probar alimentos exóticos: las posibilidades que están frente a nosotros son verdaderamente ilimitadas.

El problema es que normalmente no aprovechamos nuestra vida y acabamos desempeñando trabajos que no disfrutamos, entregándonos a una serie de hábitos que nos pintan el mundo de un solo color. Todo lo que nos rodea acaba pareciendo una pintura en la que sólo reina la monotonía y la monocromía de nuestra rutina cotidiana. ¿Por qué nos hacemos esto a nosotros mismos? Probablemente porque tengamos miedo de qué es lo que pasará si nos aventuramos a territorios desconocidos…Tal vez fracasemos o nos metamos en situaciones que no podamos controlar.

Pero al final es necesario reconocer que no estamos en este mundo para quedarnos encerrados en nuestros muros internos y volvernos prisioneros de nuestros temores, angustias e ideas fijas. Por ello te diré a continuación por qué deberías sacudirte esas cadenas y empezar a cultivar una actitud hacia la vida que te llene de experiencias novedosas:

1. Las nuevas experiencias expanden nuestro mundo:

Al aprender nuevas cosas, nuestra manera de mirar lo que nos rodea se transforma, nuestros ojos ya no son los mismos. Una persona que nunca ha entrenado su ojo para apreciar una obra artística verá un cuadro y únicamente reconocerá aspectos superficiales del mismo. En cambio una persona que ha viajado a distintos museos o asistido a cursos sobre historia del arte entenderá algo mucho más rico y profundo. Lo mismo se puede decir de cualquier otra área en la que participemos humanamente.

Las nuevas experiencias nos permiten expandir nuestro conocimiento acerca del cosmos y refinar nuestra sensibilidad. Una persona que baila siente su cuerpo de una manera que no podría comprender el que nunca se ha atrevido a mover así su cuerpo, de la misma manera que una tejedora experta puede identificar con sus manos algo que resulta invisible para aquellos que nunca han manejado una aguja. Como dicen algunos: el diablo está en los detalles.

Estas experiencias pueden conseguirse a través de la lectura de libros, viajes al extranjero, clases o cursos particulares, o cualquier otra forma de vivir la vida. Lo importante es que estas experiencias nos sacudan un momento y nos ayuden a abrir nuestra consciencia.

2. Nos hacen más tolerantes y menos prejuiciosos:

En ocasiones se dice que una buena manera de curarnos del racismo consiste en viajar. La razón es que al hacerlo conocemos a otros seres humanos con distintos colores de piel, costumbres y formas de vida, y nos damos cuenta de que tienen un gran valor.

Al juzgar al mundo estamos haciendo uso de nuestros esquemas mentales. De aquello que hemos aprendido en nuestra vida y nos dice qué es bueno o qué es malo, qué es correcto o qué es incorrecto. Pero al salirnos de nuestra zona de confort nos topamos con que aquellas cosas no son tal y como habíamos imaginado, lo cual nos permite desbaratar esos prejuicios que no nos dejaban ver las cosas de una manera más realista.

3: Nos ejercita en el arte del asombro:

¿Cuántas veces nos asombramos diariamente? Pareciera que es algo que ocurre raramente. La razón es que vivimos como si estuviéramos dormidos, haciendo lo mismo cada día y pensando lo mismo cada día. De esa manera todo lo que nos rodea se ve igual.

¡Lo importante es reconocer que no es igual! Sólo se ve así porque lo miramos de manera superficial. La persona que está enfrente de nosotros nos parece tremendamente aburrida porque no conocemos su historia de vida ni nos hemos detenido a platicar con ella. La iglesia que pasamos todos los días parece poca cosa porque nunca nos hemos metido a ella… ¡Así que explora y asómbrate!

4. Las nuevas experiencias nos hacen felices:

Es posible que la razón más importante para experimentar nuevas cosas radique en que vivir así nos permite incrementar nuestra felicidad, tal y como numerosos estudios psicológicos muestran. Esto es porque todas las experiencias nos hacen sentir vivos y nos regresan al mundo. Tal vez no todas salgan bien, ni nos gusten, pero al menos nos hacen sentir que estamos creciendo y sintiendo.

¿Tú qué opinas? Cuéntanos alguna experiencial que te haya marcado. 


Un Dasein cualquiera

Create your own

Comments

Deborah J. Albarado     5 December 2017

Creo que cuando hay amor y atracción todo es posible.

Aileen Rivera Diaz     5 December 2017

Cualquier nueva experiencia es buena el probar algo bueno es siempre bueno.