Go Back

5 habilidades mentales que necesitas para terminar tu rutina de ejercicio

QueBusca-Ejercicio-mujer-cansado

Hay días (todo el tiempo) en que hacer ejercicio es difícil. No solo es hacer la actividad física, es todo el ritual que conlleva. Requiere levantarse, cambiarse, planear el tiempo. Entre más lo piensas, más tedioso se vuelve. Hay tanto que nos puede distraer pero hay unos cuantos trucos que debes dominar para entrar en la rutina de ejercicio.

Concentración

Primero necesitas concentración. Piensa solamente en un elemento, el que más te favorezca. Puede ser la razón por la que haces ejercicio, tu motivación. ¿Quieres verte como una famosa de Instagram? ¿Quieres que tu amiga se interese en ti? Tal vez quieres poder pararte de manos o tocarte los dedos de los pies. Enfócate en eso que deseas y no pienses en cambiarte, salir y lo demás. Ayuda a tu cerebro a olvidar un poco lo que está haciendo y a pensar solo en el objetivo.

Ejercicio

Segundo, necesitas sentir el ejercicio. Pasa todo el tiempo, estas ejercitándote y en lo único que piensas es en como duele y en el tiempo que falta para terminar. Una parte importante del ejercicio es sentir lo que sucede en el cuerpo. Con cada ejercicio utilizamos un grupo de músculos, no es solo una parte. Para ver mejores resultados y para en verdad sacarle provecho al ejercicio hay que sentir cada contracción, cada músculo en acción y así corregir y mejorar.

Positivismo

Tercero, también debes ser positivo. Parece que no es una habilidad mental pero si no eres un duende danzante todo el tiempo, vaya que lo es. De nuevo, es fácil pensar en el dolor y en el esfuerzo pero si lo vemos como algo que nos vuelve más fuertes y aprendemos a disfrutarlo será más sencillo trabajar hasta el final y hacerlo a diario. Ser positivo de ayuda a lidiar con lo que sucede. Cambia tu mente y se positivo.

Perseverancia

El cuarto es  ser perseverante. No te tengas. Debes continuar hasta que tu cuerpo diga basta. Lo bueno viene del esfuerzo y sin él no hay frutos. Logra cada una de las metas que te sigas poniendo mientras te ejercitas. Ya sea ser más flexible, hacer más repeticiones o bajar de peso, cualquier logro será posible solo al ser perseverante.

Fuerza mental

El quinto es la fuerza mental. La mente lo puede todo y es la que controla cómo te sientes sobre cualquier cosa, cómo procesas la información que recibes a diario y la manera en que te afecta. Fortalece tu mente para centrarte, enfocar, aprender y sentir. Todo eso se necesita para hacer ejercicio. Solo piénsalo y hazlo.

Mantenerte en la rutina de ejercitarte es complicada, no es continua y desorganizada muchas veces pero el truco está en la mente. Visualiza lo que quieres, enfócate, siente el esfuerzo en tu cuerpo y siéntete bien. Esto es lo más importante. Aprender a sentirte bien con el ejercicio. Cuando lo logras no te costará levantarte y prepararte para hacerlo, ni te rendirás a media rutina. Ten en mente cada uno de estos aspectos lo más que puedas para que tu rendimiento, capacidad y crecimiento sea continuo. No dejes que la pereza y la apatía te detengan de lograr tu cometido. 


Catalina

Create your own