Go Back

Consejos emocionales

Muchacho-puesto de calle-consejo

Es común que las personas sufran de constantes ataques de pánico, ansiedad o incluso tristeza y desmotivación. Esto puede ser producido por diversos factores; bombardeo excesivo de noticias negativas del internet, conflictos familiares, amistades toxicas, saturación de trabajo, rutina excesiva, falta de hobbies, entre muchos otros tantos. Siendo así parece casi imposible no verse afectado por lo que nos rodea. Sin embargo, aquí te damos una serie de consejos para mejorar tu estado emocional.

Sueña y actúa

Modificando la frase sobre las utopías de Eduardo Galeano, podríamos decir que los sueños nos ayudan a caminar, a seguir adelante, porque consisten en un futuro que anhelamos y para alcanzarlo necesitamos estar dispuestos a esforzarnos en el presente.

Practica un deporte

Practicar un deporte provoca la secreción de endorfinas, las cuales nos ayudan a sentir felicidad, placer e incluso euforia. No necesitas desgastarte, con caminar durante 15 o 20 minutos basta.

No juzgues al mundo

Es una característica incluso hasta mediocre el comenzar a juzgar el mundo y culparlo sobre todas nuestras desgracias. La verdadera fortaleza consiste en ver que el mundo no es sino lo que hacemos de él. De modo que es posible disfrutar de él si en verdad se desea.

Di no a la envidia

Sentir envidia por la vida o los logros de otras personas es una de las peores cosas que puedes hacer, porque eso implica que tu personalidad no sea creadora sino destructiva. Si admiras a alguien intenta emularlo, pero no dejes que la ira por lo que no tienes te domine.

No pienses tanto

Pensar es bueno, pero también en exceso puede llegar a presionarte. A veces intentamos racionalizar demasiado lo que nos sucede en la vida que nos olvidamos de disfrutar los instantes que caracterizan nuestro día a día. Date un respiro y deja que los sentidos trabajen.

Escucha música de ambientes naturales

Cuando me lo recomendaron me pareció una verdadera locura e incluso un poco absurdo. ¿Por qué querría escuchar el sonido de las olas cuando puedo ir a la playa a escuchar verdaderas olas? Bueno, habrá momentos en los que estemos atrapados en la oficina o la escuela, las únicas olas que escucharemos ahí serán la de los murmullos de cientos de personas. Para esas situaciones basta con ponernos los auriculares y escuchar música natural para relajarnos.

Aléjate de las personas tóxicas

Las personas tóxicas solo disminuirán tu energía y te harán entrar en un estado peor de aquel en el que ya te encuentras.

Sal a la naturaleza

En las culturas orientales las personas prefieren visitar montañas, bosques, playas y otros entornos naturales para volver a encontrarse con aquel mundo en el que antes vivíamos.

No vayas tan rápido

Es probable que vayas por ahí haciendo las cosas a un ritmo esquizofrénico. Alto, detente a contemplar un momento. Y si eres de los que se preocupa porque ya tiene veintitantos años y no ha logrado nada, date cuenta de que la esperanza de vida en décadas pasadas era menor, de modo que si bien es cierto que las personas lograban objetivos a los 25 y 27 años, en promedio esas mismas personas llegaban a vivir en promedio hasta los 50. Continúa trabajando y esfuérzate, los logros llegarán con dedicación y sacrificio.

Adopta una mascota

Estudios científicos sugieren que pasar tiempo con una mascota nos ayuda a desarrollar nuestras habilidades de empatía y a ser más sensibles con el lenguaje corporal. Además nos proporcionan compañía, de modo que son perfectas para combatir la soledad.

Experimenta

No vayas por ahí dando una imagen de perfección. Diviértete y prueba cosas nuevas, recuerda que esta es la única vida que tenemos para conocer el mundo.

¡Baila!

Bailar es como el ejercicio, porque requiere de usar nuestro cuerpo entero, de modo que las endorfinas se disparan.

Conócete

Es importante tener momentos en los que no se vea o escuche otra cosa que no sea a nosotros mismos.

Habla

Es vital no guardarnos lo que llevamos dentro, si no se tiene a alguien de confianza, lo mejor es acudir con un profesional.


Eduardo Ramirez Aparicio

Create your own