Go Back

¿Tener músculos adoloridos es señal de un buen entrenamiento?

hombre-músculos-espalda

Cuando hemos pasado algún tiempo sin ejercitarnos, o si es la primera vez que nos sometemos a un entrenamiento riguroso, lo más común es que entre las 24 y 48hs posteriores percibamos un fuerte dolor muscular.

Cualquiera nos dirá que esto es lo normal, probablemente que hasta es bueno y quiere decir que estamos haciendo bien el ejercicio. Pero ¿a qué se debe? ¿Deberíamos seguir con nuestra rutina con normalidad a pesar del dolor?

Para responder eso deberíamos analizar de dónde proviene esta molestia: se trata de lesiones microscópicas en las fibras musculares producidas por un esfuerzo al que no están habituadas, lo que las lleva a expandirse más allá de su capacidad normal. Esto tiene un nombre: Daño Muscular Inducido por el Ejercicio (DMIE) y normalmente se manifiesta ─como ya mencioné antes─ al cabo de un período de tiempo, lo que se conoce como RCDM (Retraso en el Comienzo del Dolor Muscular).

Entonces ¿quiere decir ésto que el ejercicio ha dañado los músculos? Bueno, en cierto sentido, sí. Pero ¿es malo entonces? En realidad no, mientras se tomen ciertas precauciones. En sí mismo el dolor nos está indicando que nuestro cuerpo ha sido exigido hasta más allá de sus capacidades. Al cabo de unos días, el músculo se regenerará y será más fuerte. Estas pequeñas lesiones son lo que provoca que luego podamos observar que nuestros músculos han adquirido un mayor volumen y firmeza, ya que al sanar, no vuelven a su estado original, sino que se expanden. Así que podría decirse que, si sientes este dolor, es porque estás haciendo las cosas bien.

No obstante, el cuerpo no es una máquina que pueda recibir castigo ilimitado. El dolor siempre nos indica una cosa: sea lo que sea que estamos haciendo, tenemos que parar. Así que, si bien es normal y saludable sentir ese dolor, no es para nada recomendable seguir el ritmo de nuestra rutina ignorándolo.

Ten en cuenta que hasta los atletas profesionales pasan por esto luego de una temporada de descanso, y es que el cuerpo es una máquina increíblemente eficiente, por lo que, cuando la masa muscular es innecesaria de acuerdo al trabajo normal que el cuerpo realiza, la misma se reduce para reducir el gasto energético.

Ahora, si lo que quieres es aliviar el dolor pero sin dejar tu rutina, puedes hacer ejercicios ligeros, caminatas o ciclismo, siempre respetando el límite que tu cuerpo exprese por medio de los tirones que te hacen vacilar durante un ejercicio.

Y eso ha sido todo por ahora. Espero que te haya sido útil este artículo y te invito a que dejes un comentario. ¡Tu opinión es valiosa para nosotros!

¡Un saludo!


Matías Esteban Aguetti

Create your own

Comments

Laura Patricia Mateo Rojo     17 November 2017

Si me preguntaba porque después de hacer algún tipo de ejercicio siempre al día siguiente padecía de dolores en el cuerpo y ahora ya lo se, gracias.

Rebeca Aragon Obrado     15 November 2017

Por eso no me molesto con hacer ningún ejercicio jajajaja para evitar esos dolores.

Juana Moyes Barcena     15 November 2017

Todavía recuerdo la primera vez que fui al gimnasio, el día siguiente amanecí con dolor en todo mi cuerpo. Hasta caminar se me hacia un gran esfuerzo para mi debido al dolor.

Deborah J. Albarado     14 November 2017

Es algo que siempre me preguntaba si era normal ese dolor al siguiente día del gym.

Aileen Rivera Diaz     14 November 2017

Que interesante.