Return to start

La satanización de la marihuana

En casi todo el mundo la marihuana ha sido satanizada y vista como una droga tan peligrosa como la cocaína, heroína y demás drogas duras. Lo paradójico es que no hay registrada ninguna muerte en el mundo por sobredosis de cannabis, al contrario lo que ocurre con el alcohol, con un récord de más de 24 mil muertes al año solamente en México. Los beneficios de ésta, en cambio, son muchos. La marihuana reduce las migrañas, disminuye el crecimiento de tumores, disminuye los síntomas de enfermedades crónicas, previene el alzheimer, disminuye convulsiones, y mejora el déficit de atención. Además es un excelente relajante muscular, disminuye dolores y malestares, frena síntomas de la esclerosis múltiple, combate el glaucoma, la lista puede seguir y seguir.

Un gran ejemplo de las propiedades medicinales del cannabis es el de Graciela Elizalde, una niña de 8 años que sufre de una epilepsia muy severa y la primera persona a quien se le concedió el permiso para el uso de la marihuana medicinal en México. La pequeña sufría hasta 400 episodios de convulsiones diarias, sus padres trataron docenas de tratamientos sin éxito e incluso la pequeña fue sometida a una callosotomía. Pero Graciela no mejoraba. Así fue como sus padres intentaron que las autoridades mexicanas autorizaran el tratamiento con un derivado de la marihuana y funcionó.

Uno se preguntaría, si la marihuana de verdad es tan beneficiosa, ¿cómo no está en medicamentos o en farmacias para la venta al público? La respuesta es un poco decepcionante: la sociedad tiene un mal concepto del cannabis. Eso es todo. La tratan como un tema tabú. Ha sido satanizada y criminalizada durante décadas. Es un horror el hecho de que millones de personas en todo el país podrían estar recibiendo la atención médica que requieren pero no es así y la misma gente rechaza este medicamento. El gobierno y el crimen organizado se encargan de que este tema siga siendo tabú. Claro, no les conviene que esta droga que les genera millones se legalizara porque destruiría su negocio.

Otro beneficio más de su legalización, ¿qué le quedaría al narcotráfico? Se esperaría que la corrupción disminuyera significativamente, aunque esto sólo es una suposición. Uno pensaría que si existe una droga que es fácil de conseguir, y que ayuda a múltiples síntomas y enfermedades, debería ser aprobada y puesta a la venta en farmacias y, obviamente, a disposición del sector de salud pública. La marihuana podría hacer la diferencia en la calidad de vida de muchas personas.

No es acerca de drogarse o de ser "marihuano", es acerca de poder explotar esta planta natural para el beneficio de todos nosotros. Tenemos que cambiar nuestra mentalidad para el bien de la comunidad. Y conforme al gobierno, todos sabemos que la única manera de lograr que escuche y otorgue el permiso a la comercialización de la mariguana medicinal, es unirnos y exigir justicia pacífica y maduramente. Nosotros podemos hacer muchos cambios en nuestro país, pero no basta con darse cuenta del problema, quejarse y compartirlo en las redes sociales, tenemos que actuar. Es importante que tomemos conciencia de lo que nos beneficia y lo que no y pelear juntos por nuestros derechos.

Maria Jose Partida Lopez

Comments have been closed for this article.