Return to start

Patti Smith, la poeta que pierde las palabras

Después del emotivo homenaje que hizo la roquera estadounidense Patti Smith a Bob Dylan al recibir su premio Nobel en diciembre 2016, es inevitable empezar este año escuchando una y otra vez el álbum debut de una de las grandes iniciadoras del punk: Horses

Este desafiante disco marca la historia del punk en el momento emergente de este fenómeno musical. Desde los primeros compases que componen Gloria, la primera canción del álbum, se pronuncia una frase de transgresora libertad: “Jesus died for somebody's sins, but not mine”.

Este afán de ruptura que perseguía el movimiento del punk quedaron resumidos en el instante en que, ahora, 41 años después, durante la ceremonia de la entrega del premio Nobel de literatura a Bob Dylan, la poeta pierde las palabras mientras canta A Hard Rain's A-Gonna Fall.

¿Por qué quedamos completamente conmovidos por la ausencia de voz de una de las más grandes escritoras de la década de los 70 en dicha ceremonia? Tal vez la experiencia de esta mujer con la poesía no podía ser comunicada con palabras, y pudimos percibirla en esa imposibilidad de continuar la canción con la que recibe el premio más importante de literatura dedicado a uno de los maestros que inspiró su trabajo.

Cristina del Río Francos

Comments have been closed for this article.