Return to start

Un niño y sus pesadillas

Un hombre entra a la habitación de su hijo para desearle buenas noches. El niño está teniendo una pesadilla, así que su padre lo despierta y le pregunta:

-¿Estás bien?

-Tengo miedo. Soñé que se moría mi tía Susy.

El padre le asegura que la tía Susy está bien y le dice que se duerma. Al día siguiente, la tía Susi muere. Una semana después, el hombre entra de nuevo a la habitación de su hijo para decirle buenas noches. El niño está teniendo otra pesadilla. El hombre despierta a su hijo, quien le dice:

- Soñé que mi abuelo se moría.

El padre le asegura a su hijo que su abuelo está bien y le dice que se duerma. Al día siguiente, el abuelo muere. Una semana después, el hombre entra nuevamente a la habitación de su hijo para desearle buenas noches. Su hijo está teniendo otra pesadilla. El hombre, una vez más, lo despierta. Esta vez, su hijo le dice:

-Soñe que se moría mi papi.

El padre le asegura que él está bien y le dice que se duerma. El hombre va a acostarse pero no puede dormir de lo aterrado que está. Al día siguiente, el hombre teme por su vida, está seguro de que va a morir. Después de vestirse, maneja con mucho cuidado a su trabajo por miedo a chocar. No come por temor a envenenarse. Evita a todos porque está seguro de que, de alguna manera, va a acabar muerto. Se asusta con cada sonido, pega un brinco con cada movimiento y se esconde debajo de su escritorio. Al llegar a su casa, se topa con su esposa, y le dice:

-Dios mío, he tenido el peor día de mi vida.

-¿Crees haber tenido un mal día? ¡El lechero cayó muerto en la entrada esta mañana!

Taciana Bañuelos Sauceda

Comments have been closed for this article.