Return to start

¿Las mascotas en verdad tienen vidas secretas?

Puede que Firulais y Fido no se vayan de fiesta cuando te vas, como la película de La Vida Secreta de las Mascotas te puede hacer creer. Pero eso no significa que tus mascotas llevan una existencia aburrida acostados en la cama todo el día cuando te vas.

Es verdad, la mayoría de las mascotas duermen mucho cuando sus dueños no están en casa, pero no es eso todo lo que hacen, como le contó un experto a la revista Live Science.

Aunque pocas investigaciones tiene como punto focal esta “vida secreta de las mascotas”, los estudios que han sido completados sugieren que algunos gatos pueden vagar bastante lejos, viendo todo tipo de espacios abiertos. Mientras que los perros, puede ser que se la pasen decaídos buscando la compañía de su humano, pero eso puede ser aminorado con juguetes y un poco de entrenamiento.

El sueño señala actividad

Una buena siesta puede indicar que tu perro ha tenido la actividad que necesita, dice Anne Carter, una catedrática en ciencia animal en una universidad de Inglaterra. “A menudo tendemos a enfocarnos en los aspectos negativos de quedarnos a solas”, dice Carter. Pero cuando un perro duerme, generalmente significa que se ha ejercitado lo suficiente, tanto mental como físicamente, dice Carter.

Aun así, decirle adiós a un perrito puede que no siempre terminan bien, especialmente si el perro tiene ansiedad por separación. En tal situación, tu canino que por lo general es calmado, puede ponerse un poco loco, ladrando y ensuciando la casa, por ejemplo.

“Pero esto puede trabajarse con un experto en comportamiento”, dice Carter. También, los dueños pueden practicar dejando al perro solo (regularmente, expandiendo el tiempo ausente gradualmente) para que eventualmente el perro se sienta cómodo pasando unas cuantas horas solo.

Los dueños de mascotas también pueden usar cámaras para saber qué es lo que hace Fido por horas después de que se van. De esa forma, los dueños pueden pensar en formas para ayudar a que el perro supere la situación. También puede proveerles un vistazo a lo que los animales hacen todo el día, además de dormir. “Quizás les guste mirar fuera de la ventana”, dijo Carter.

Aventuras felinas

Los gatos tienden a ser más independientes que los perros. Así que pueden explorar las afueras cuando se les permite. “Una puerta para gatos les permite ir y venir como gusten y explorar su territorio”, dice Carter. “Cuando un número de gatos ocupa el mismo vecindario, quizás varíe el tiempo que ellos salen para poder compartir el área sin tener conflictos”.

Los gatos de la calle también vagan pero se mantienen cerca de las estructuras hechas por los hombres, como lo encontró un estudio del 2011 en el diario Wildlife Management. Después de registrar a 42 gatos caseros y gatos callejeros con collares con radio durante dos años, los investigadores encontraron que los gatos tienen territorios sorprendentemente amplios. Un gato macho tenía un territorio de 4.5 kilómetros cuadrados que incluía áreas urbanas, rurales, residenciales, agriculturales, forestales y de pradera en Illinois, reportó la revista Live Science.

Aún más, los gatos de casa corrían o cazaban solo el tres por ciento del tiempo, mientras que los callejeros se involucraron en actividades vigorosas un 14 por ciento del tiempo, posiblemente porque tenían que cazar para sobrevivir, dijeron los investigadores.

Pero incluso los gatos de casa, especialmente los felinos que se quedan solos en casa, a menudos pasan las horas tomando una buena siesta de gato. “Queremos que nuestras mascotas no se estresen cuando no estamos”, dijo ella. “Si están durmiendo cuando estamos fuera, es una buena señal de que están contentos y no están ansiosos porque los dejamos solos”.

Pero cuando un dueño regresa, es importante relacionarse con la mascota, ya sea que eso incluya jugar con sus juguetes, atrapar un palo, caminar con el perro o ayudar al gato a jugar con listones u otros juguetes que los dejen limitar la caza y brinquen, dijo Carter.

Mascotas Estrella

Algunos de los animales de “La Vida Secreta de las Mascotas” pudieron haberse beneficiado de una interacción humana, dice Carter. (Cuidado, abajo hay más información de la película).

Max, la estrella de la película “realmente extraña a su dueña (Katie) cuando se marcha”, dice Carter. Pero cuando Katie trae a un nuevo perro, Max no se lleva bien con él. Eventualmente “la compañía social lo ayudó a tratar su ansiedad causada por separación una vez que desarrollaron una buena relación”, pero en realidad “traer a otro perro no es una solución rápida para la ansiedad causada por separación”, dijo Carter.

Ella notó que la perrita blanca Gidget era “una perrita muy feliz y social” mientras que el pug Mel “era un poco hiperactivo y estaba obsesionado con las ardillas y quizás necesitaba ejercitarse y jugar cuando su dueño llegara a casa”.

El dueño de Mel pudo haber ayudado dejándole unos juegos que estimularán su cerebro. Por ejemplo, tomar el desayuno del perro y poniéndolo en un Kong (un juguete de goma para perros) hace que el perro tenga que descubrir cómo sacar el premio, dijo. Incluso “congelarlo puede hacer que dure más”, recomienda Carter.

Para los gatos, los dueño pueden darles postes para rascar y bolas rellenas de comida seca, dice. Incluso dejar el radio prendido, “particularmente música calmada o en la que los cantantes hablan la mayoría del tiempo” puede ayudar a que los perros se calmen y ayuda a enmascarar cualquier ruido exterior”.

La película se tomo una licencia artística con el nefasto conejito Bola de Nieve, dice Carter. Sin embargo, añadió que incluso los conejitos conspiradores necesitan espacio y enriquecimiento, “no sólo una conejera”.

Baudilio Sosa Mayonga