Return to start

¿Deberían otros americanos celebrar el Día de Acción de Gracias?

Para celebrar y tomar parte en un día festivo es preferible conocer sus raíces y su impacto social y personal. Han pasado tantos años desde que se establecieron días festivos como Navidad, Día de Acción de Gracias o Pascua que nos enfocamos sólo en las decoracines y las tradiciones bonitas, pero no pensamos en su propósito inicial ni en el mensaje para nuestra vida.

El Día de Acción de Gracias es una festividad que surgió de los puritanos ingleses que llegaron a Estados Unidos llevando consigo sus festividades, en este caso, eran los días de dar gracias por la cosecha. Se dice que la primera cena de Acción de Gracias ocurrió cuando los ingleses colonos invitaron a los nativos a compartir con ellos un festín en honor a su primer logro con las cosechas. Sin embargo, la celebración que continuó en tradición en las fechas de noviembre no sucedió hasta un par de siglos después. Por la primera cena de acción de gracias es que asocian los estadounidenses la unión entre ellos y los nativos americanos.

A partir de esta representación, hoy en día surge polémica en cuanto la “hermandad” que quiere mostrar el gobierno y que en verdad no sucede, ni sucedió. Los nativos fueron abusados, asesinados y despojados de su tierra por los colonizadores. Lo que muchos piensan es que se pretende esconder y olvidar los horribles sucesos que ellos ocasionaron sobre las distintas tribus originarias. El racismo en contra de los nativos es aún palpable en muchas regiones de Estados Unidos, su lucha por sobrevivir continúa.

Por este conflicto social es por lo que muchas personas ahora no celebran el Día de Acción de Gracias. En los demás países de América también llegaron a colonizar y terminaron arrasando y pisoteando las costumbres y a la gente indígena. Sería entonces deducible que no sería apropiado que celebráramos el Día de Acción de Gracias. No obstante, no es necesario descartar la idea por completo. Si tomamos en cuenta esto y la tradición original de agradecer por las cosechas podemos tomar este tiempo para agradecer lo que nosotros tenemos a pesar de ser hijos de nativos y colonos. Podemos también rendir unos minutos por los nativos de toda América que perdieron su vida y tomar conciencia de nuestras raíces y de nuestra historia. Es una oportunidad para enseñarle a las nuevas generaciones sobre la historia de su gente y su cultura. Mostrarles cómo la avaricia y el racismo llevó a grandes catástrofes y dar gracias por vivir en mejores tiempos y además exhortarlos a ayudar a continuar cambiando esas actitudes degradantes.

El Día de Acción de Gracias puede celebrarse por muchas personas de cualquier parte, no necesitamos ser estadounidenses. En cuanto a gratitud e historia condenada todos nos podemos entender. Podemos tomar cualquier oportunidad de aprendizaje y crecimiento. Así que si quieres reunir a tu familia, reforzar la historia de tu gente y compartir y agradecer, no hay razón para no hacerlo. Haz del Día de Acción de Gracias una festividad con peso, que traiga a ti y a tu familia dicha, esperanza, gratitud y amor. 

Qué Busca

Comments have been closed for this article.