Return to start

Bajo estrés

El estrés es parte de los mamíferos, desde la caza de gacelas por leones hasta tener que estudiar y hacer tareas en la universidad. Es algo que existe en nosotros y es algo que no podemos controlar pero sÍ comprender mejor. Comencemos con saber que es algo que necesitamos. Tal vez nunca habías pensado cuanto necesitas el estrés pero es el que no ayuda a salir de ciertas situaciones. Cuando te estresas en los exámenes finales, es ese estrés el que te ayuda a estudiar y prepararte para pasarlos. De la misma manera, el estrés que sienten las gacelas es el que detona la adrenalina que las ayuda a huir de los cazadores.

Consecuencias físicas

Veamos lo que sucede en el cuerpo en una situación bajo estrés. Si una persona tiene un accidente y se lastima gravemente, su cuerpo entra en estado de estrés y libera hormonas del estrés que cambian la percepción del afectado. La adrenalina fluye por el cuerpo y crea el efecto de que el tiempo pasa mucho más lento de lo normal y da tiempo de pensar en lo que sucede y en las consecuencias, muchas veces el dolor se bloquea y esto le permite al afectado poder salir, escapar o pedir ayuda y buscar una solución. Este sistema de supervivencia que muchas veces no tomamos en cuenta sucede gracias al estrés.

Esto sucede a un nivel un poco más amplio. ¿Qué es lo que en verdad sucede en el cuerpo cuando nos encontramos bajo estrés? Las hormonas del estrés y la adrenalina se van a las células grasas y las llevan a los músculos de las piernas (instinto de huir), necesitas energía rápido, no de la que tenemos almacenada y tardamos en usar sino algo que funcione al instante. Además, para llevar toda esa energía  a los músculos se incrementa tu ritmo cardíaco para bombear la sangre más rápido. Tal vez lo más impresionante es que tu cuerpo detiene todo lo que no es esencial, todos los procesos biológicos que no son indispensables en ese momento y que solo consumen energía; no ocurre la ovulación, crecimiento o digestión.

Todo esto sucede bajo cualquier nivel de estrés, el estrés es el mismo cuando hay que exponer frente a un grupo de personas que cuando se encuentra en una situación de vida o muerte. Por eso a veces se nos seca la boca (dejamos de salivar porque no es importante) y sentimos esa adrenalina e incluso ganas de salir huyendo.

El estrés es bueno porque nos ayuda a la supervivencia y a enfrentar situaciones de vida o muerte. Sin embargo, ahora nosotros nos estresamos de manera constante por el estilo de vida que llevamos. Nosotros nos predisponemos a todo este proceso interno complejo que altera todo nuestro sistema. Si sucede de manera constante es cuando puede detonar una serie de enfermedades. Al estar mandando la energía a los músculos dejamos de almacenarla y el cambio del ritmo cardíaco puede afectar los niveles de azúcar y causar alguna enfermedad de tipo diabetes o hipertensión. Un niño que vive bajo estrés constante puede tener problemas de crecimiento (recordemos que una de esas funciones no- indispensables cuando estamos en estado de estrés). Existen muchos otros riesgos de vivir bajo estrés constante.

Ahora que conocemos la función y lo que ocasiona en nuestros cuerpos el estrés podemos apreciar su beneficio: la supervivencia. Gracias al estrés seguimos en el mundo. Por otro lado, debemos aprender a evitar el estrés de manera rutinaria pues a la larga causa estragos en la salud. Vayamos a aprender métodos de relajación y de liberar la mente, nuestro cuerpo lo agradecerá. 

Qué Busca