Return to start

¿Qué es el amor?

La palabra amor en distintos lenguajes evoca el contexto universal del encuentro entre dos personas que comparten un sentimiento mutuo de cariño, apego, gustos, etc. Este sentimiento ha despertado distintas interrogantes para entender su proceso y funcionamiento en los humanos.

Helen Fisher una investigadora con formación en antropología y biología ha estudiado “el amor” por más de treinta años. Dentro de sus investigaciones ella ha podido identificar tres parámetros que formulados distintamente dan origen al amor. Como primera parte se encuentra el impuso sexual o libido, entendido como la atracción que ejercen las personas con fines de placer sexual o en todo caso dicho más coloquialmente en México, la calentura.

La segunda parte es la atracción selectiva, este evoca que  existe un sentimiento y atracción al inicio de la relación, un interés sentimental evocado por cada una de las partes, pero siempre funciona cuando las dos partes lo muestran (no como la llamada “friend zone”, donde el primer enamorado funge como objeto para la otra persona, una es muestra de amistad y la otra es de interés, es el amigo perpetuo). Por último se encuentra el apego, donde el sentimiento es resultado de una historia en conjunto en relaciones de largo plazo ya sea románticas o de amistad (pero no aplica en la “friend zone”, no mantengas tus esperanzas).

Cada uno de estos parámetros pueden ser combinados en conjunto y en diferentes formas para dar origen al amor, pero no son una regla. Dentro de los aspectos químicos Michael Liebowitz, un psiquiatra, divide al amor en dos estados básicos: atracción y cariño. Dentro de los aspectos químicos que encontró, es que el cerebro segrega varias sustancias entre las que se encuentran; la dopamina, oxitocina, serotonina y endorfinas, estas actúan directamente en el cerebro y provocan esa sensación de tranquilidad y paz, así como placer. Aquí aplica la frase de que somos adictos al amor.

Científicamente podemos nombrar aun más investigaciones respecto a nuestra conducta humana, la evolución, y cómo el amor puede tener una explicación que nos coloca hasta donde nos encontramos hoy en día, pero quitando el aspecto científico las expresiones personales referentes al amor generan tu propia historia.

Retomo una frase del libro, El Perfume, escrito por Patrick Süskind “Hay en el perfume una fuerza de persuasión más fuerte que las palabras, el destello de las miradas, los sentimientos y la voluntad. La fuerza de persuasión del perfume no se puede contrarrestar, nos invade como el aire invade nuestros pulmones, nos llena, nos satura, no existe ningún remedio contra ella”, así puede ser el amor.

Jorge Sánchez