Return to start

Clases de semántica

Un niño le pide a su padre que le explique la diferencia entre irritación, enfado y frustración.

El padre toma el teléfono y marca un número al azar. Cuando le contestan, pregunta:

-Qué tal, ¿puedo hablar con Diego, por favor?

-Aquí no hay nadie que se llame Diego- dice la persona y cuelga.

-Eso es irritación-, le dice el papá al niño.

Luego toma el teléfono de nuevo y marca al mismo número preguntando nuevamente por Diego.

-No, no, aquí nadie se llama Diego. Tienes el número equivocado. Si vuelves a llamar voy a reportarte con la policía-, y la persona cuelga el teléfono.

-Eso es estar enfadado-, dice el padre.

-Entonces, ¿qué es frustración?- pregunta su hijo.

El padre toma el teléfono y marca al mismo número una tercera vez.

-Hola, habla Diego. ¿De pura casualidad he recibido alguna llamada?

Baudilio Sosa Mayonga

Comments have been closed for this article.