Return to start

Trump y el calentamiento global

A finales del mes de marzo del 2017, el llamado presidente de los Estados Unidos de América Donald Trump, firmó un decreto de ley que es una iniciativa para detener la lucha contra el calentamiento global. La idea principal es incrementar la generación de empleo a través del fomento de las energías fósiles.

Dentro de un panorama general, su antecesor Barack Obama había planteado una iniciativa para lograr llegar a energías limpias. Este plan pretendía reducir la contaminación derivada del uso del carbón y combustibles fósiles, una de las formas más contaminantes de obtención de energía y que funciona ampliamente en los Estados Unidos y el mundo, cabe resaltar que desde la propuesta el plan de acción ha estado bloqueado por los republicanos y diversos intereses, ya que en su mayoría han intercedido demandas para que este plan no se lleve a cabo. Ahora el mayor representante republicano se ha adelantado para echar atrás esta propuesta.

Pero ¿en qué nos beneficia o perjudica esta propuesta del actual presidente de los Estados Unidos?, desde este espacio de QueBusca, abordaré un poco las repercusiones que pueden acontecer con estas nuevas medidas. Para ello retomemos al calentamiento global, que no es más que un incremento en la temperatura en la Tierra, principalmente derivado de las acciones humanas, este se encuentra vinculado con el cambio climático, y las repercusiones llevan a sequías más severas, efectos climáticos más fuertes, aumento de la temperatura, etc. Podemos decir que el calentamiento global va acompañado de varias cosas, el cambio de uso de suelo, el incremento del uso de contaminantes, producción excesiva de dióxido de carbono, etc.

Dentro de las políticas mundiales para detener el calentamiento global se encuentra el Acuerdo de París, el cual pretende que las naciones suscritas logren reducir sus emisiones de dióxido de carbono que evite que la Tierra incremente la temperatura drásticamente. Trump ha expresado abiertamente que él no cree en el calentamiento global y que todo es una farsa que ha disminuido la productividad. Otra vez el actual presidente lo volvió a hacer, hay que agregarle otro característica más, su incredulidad a la ciencia aunado con su xenofobia. Actualmente no sólo existen diversas investigaciones que mencionan que el calentamiento global y el cambio climático no son un cuento chino, sino que se ha documentado como está afectando en distintos ámbitos.

También esta propuesta demuestra una falta de visión del actual presidente y refleja el poco liderazgo y desinterés por la ciudadanía, ya que si bien los mercados actuales respecto a los combustibles fósiles se mantienen y puede que la medida logre incrementar la tasa de empleo, esto no implica que el uso de otras formas de energía no lo puedan lograr, además las repercusiones económicas y desastres producidos por el calentamiento global aún no han sido documentadas del todo, pero evidentemente serán más costosas que toda la generación de empleo y capital que se pueda lograr.

Esta visión también encadena las posibles decisiones a futuro, en cuanto a la reducción de estímulos para la investigación, si Donald Trump es incrédulo con los resultados científicos respecto al calentamiento global, empezará a ser incrédulo con todos los acontecimientos subsecuentes, como diversas enfermedades, afecciones, etc.

La afectación directa en nuestro país será en torno a que nuestro vecino del norte está dictaminando nuevas políticas que dividirán aún más los mercados económicos, pero ¿a dónde se dirigirá nuestro país? tomando en cuenta que mucha de nuestra política actual obedece intereses estadounidenses y se dictamina de acuerdo a su dirección.

Esto genera un panorama negativo, que obedece en medida a la apertura de empresas privadas derivado de la Reforma Energética en la cual muchas de las empresas concursantes son estadounidenses, parece algo ya planeado, también la ciencia vive y vivirá los recortes presupuestarios derivado de la nueva importancia y la explotación masiva de los combustibles fósiles.

Pero existe otro enfoque político y que se está llevando a cabo, este está dictaminado a generar nuevas estrategias de generación de energía, así como el desarrollo de estrategias financieras y de mercado para mantener y promover un desarrollo sostenible, muchas de estas políticas nacen de la Unión Europea.

Con lo anterior parece que las decisiones que distintos líderes están tomando está generando un nuevo panorama que si bien puede ser a obedecer nuestra demanda actual del uso de combustibles fósiles o a la generación de energías limpias.

Jorge Sánchez

Comments

miriamhdz     29 June 2017

Trump es demasiado tonto, en serio que me desespera. Y es una pena para el resto del mundo que por fin estaba logrando acuerdos en conjunto. Espero que o lo saquen a patadas pronto de su propio país o que estos 4 años u 8 años (!!) de su "gobierno" pasen rápido...

Comments have been closed for this article.