Return to start

El calentamiento global podría explicar el canto matutino de las aves

Según un nuevo estudio, los ejercicios de vocalización le dan más deslumbre a las canciones matutinas de los pájaros para el día, y de acuerdo a otro nuevo estudio, quizá eso explique los estallidos de canto de los pájaros esparcidos al atardecer.

El Reinita Puertorriqueña (Setophaga adelaidae) macho empieza a trinar su repertorio de 30 o más canciones mientras aún es de noche. Según David Logue, un ecologista del comportamiento, dijo que seguirle la pista a las canciones de machos individuales mostró que el orden de la presentaciones tiene un gran efecto en la calidad presentativa en el North American Ornithological Conference (en español, Conferencia de Ornitología Norteamericana). Logue y sus colegas encontraron que en las primeras versiones de canciones particulares, los machos no cambiaban el tono tan bien como lo habían hecho después.

Al presentar

Un reinita puertorriqueña sale sonando trinos que cada ave varía para formar más de dos docenas de canciones diferentes. Los repertorios se sobreponen al chocar con canciones que los vecinos cantan en las mismas variaciones.

Logue comenta que ésta fue la primera prueba para el efecto de calentamiento en las canciones diarias entre los pájaros. Para atrapar el tramo completo de repeticiones de canciones, Orlando L. Medina (ahora con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre EE.UU.) tuvo que vencer a las reinitas al salir del nido por la mañana. Sus grabaciones de las presentaciones matutinas de cada uno de los nueve machos por cuatro días permitieron realizar un análisis a computadora de cuán rápido un macho extendía sus trinos.

La hora del día por sí sola no explica la mejora en el canto. Así que Logue y el coautor del estudio, Hannes Schraft, quien ahora se encuentra en la Universidad Estatal de San Diego, no creen que factores como el aumento de la luz o el incremento de las temperaturas podrían explicar las mejoras. El efecto robusto de la repetición conduce a Logue a proponer lo que puede ser una nueva explicación para coros muy grandes del amanecer: los machos que calienten más rápido les iría mejor en la competencia por parejas. Con el tiempo, una carrera de melodiosas armas podrían haber estallado como calentamientos anteriores que fueron golpeados anteriormente por unos más tempranos.  

Taciana Bañuelos Sauceda

Comments have been closed for this article.