Return to start

Más allá del dentista

Ir al dentista parece siempre ser un martirio, entrar a la sala, sentarte y escuchar todos los instrumentos que parecen provenir de una sala de tortura, sobretodo el taladro lo vuelve una sensación nada satisfactoria.

Si miramos en la historia, los avances relativos con los dentistas para el tratamiento de diversas afecciones pero principalmente la caries en los dientes, se ha mantenido con la remoción del área dañada, ahora en este artículo de Quebusca, te daré un resumen de los nuevos panoramas científicos derivados de las investigaciones.

Enfocados en las caries, las cuales provocan el desgaste y destrucción del tejido del diente, lo que hace el dentista es remover el tejido dañado colocando un reemplazo que logre cubrir el actual hueco. Dentro del material utilizado existe la amalgama, que ha sido utilizada por más de 160 años por los dentistas, estas amalgamas contienen un porcentaje de mercurio.

El investigador Fritz Lorscheider del Departamento de Fisiología Médica en Canadá  y sus colaboradores mencionan a través de varias investigaciones que el vapor expuesto de mercurio en las amalgamas altera la función de las células, en ratas afecta a las proteínas del cerebro y tiene reacciones neurológicas, en chimpancés encontraron que vuelve a las bacterias de la flora intestinal resistentes a los antibióticos, también mencionan que todas las investigaciones enfocadas en los efectos en humanos derivados del uso de amalgamas dictaminan que no es un producto seguro para que nosotros lo sigamos usando, así que si tu dentista te recomienda las amalgamas es bajo tu propio riesgo.

Dentro de las problemáticas que existen para los dentistas es la cobertura del área removida y el uso de nuevos materiales, lo mejor sería que se pudiera recuperar el tejido del diente. Victor Neves del Instituto Dental de Londres y sus colaboradores observaron que los cementos utilizados basados en calcio, agregados minerales basados en silicón fallan para restaurar completamente el diente, por ello, encontraron un nuevo método para restaurar la dentina usando la movilización de células residentes troncales en la pulpa del diente. Encontraron un antagonista llamado Glicogeno Sintasa Quinasa conocida en inglés como GSK-3, es una esponja colágena clínicamente aprobada y biodegradable que en dosis bajas promueve el proceso natural para la reparación y formación de la dentina, la esponja se va degradando y en su lugar es reemplaza por dentina nueva, esta es una nueva aproximación para la recuperación dental.

Este avance arroja un nuevo panorama para la recuperación de los dientes y abre las posibilidades para cambiar la forma de ir al dentista, lo cual también está cambiando junto con la medicina, ya que cada persona es distinta y las características dentales y de recuperación son completamente diferentes. Edward Harris y Jeremy T. Harris de la Universidad de Dentistas en Tennessee en Estados Unidos, encontraron que existen diferencias entre las características de los dientes de acuerdo a tu origen étnico, aunque sólo evaluaron siete grupos geográficos encontraron que los grupos amerindios son los más distintivos.

Los investigadores Carlos y Gittelsohn de la Escuela Johns Hopkins de Salud Pública en Estados Unidos, realizaron análisis de cómo los niños son atacados por las caries, en 5,000 niños observaron la incidencia de caries en tratamiento, lo que observaron es una diferencia entre niños y niñas donde éstas mostraron un riesgo más alto en el primero y segundo molar después de que fue controlado la caries.  

Con lo anterior está de más decir que el nuevo enfoque de dentistas personalizados caracteriza más la forma de responder a distintos tratamientos enfocados a la caries, así que la próxima vez que vayas al dentista espero puedas ser parte de estas nuevas prácticas para mejorar tu salud dental.

Jorge Sánchez

Comments have been closed for this article.