Return to start

Una vida sin basura: Zero Waste

Los científicos nos muestran sus descubrimientos pero lo que podemos apreciar por nuestra cuenta es que estamos alterando gravemente nuestro planeta. Este impacto negativo ha traído y continúa trayendo consecuencias en algunos casos irreparables. Me refiero a la contaminación. Contaminación de cualquier tipo y a cualquier grado. Hemos entrado en una época de consumismo, de botar plástico como si fuera cualquier cosa, y de desperdiciar y explotar los recursos naturales. Es de alarmarse pero hay algo que algunas personas han comenzado a hacer para remediar este daño. No es solo un granito de arena, este cambio es de apreciarse y de tomar en cuenta para abrirnos los ojos sobre la cantidad de desecho que estamos dejando en este mundo.

Este estilo de vida tan peculiar se llama Zero Waste que se traduce a “sin desechos”, “nada de basura”, “cero desperdicio”, “magia”, “libertad”… Puede parecer algo muy extraño, casi imposible más bien. Esto solo parece por la venda que tenemos por los medios de comunicación y la publicidad. Algunas de las personas que viven este estilo de vida lo han compartido en entrevistas, foros y conferencias como Ted Talks. Lo que comparten es algo que puede cambiar el futuro de nuestro planeta si nos decidimos a hacerlo.

Lo que estas personas proponen es dejar a un lado el tomar por que sí, tener cosas por si acaso y aceptar si es gratis. Siendo sinceros, no necesitamos ni la mitad de las cosas que tenemos en nuestro hogar. El primer paso para estilo de vida parece ser aprender a decir que no. Decir no a las botellas de plástico, decir no a las muestras gratis, decir no a la publicidad impresa, etc. El siguiente paso es eliminar de tu vida lo que no necesitas. Hay que vaciar el contenedor (el hogar) para poderlo llenar solo con lo que es necesario. Esto significa reducir considerablemente el guardaropa, tirar los “recuerditos”, adornos, accesorios y demás, sacar todo lo que no has usado en un par de meses y buscar todo lo que no es necesario. El tercer paso es volver a llenar de manera consciente. Salir de compras con bolsas de tela o reutilizables es una muy buena opción. Puedes llevar contenedores para las semillas, arroz, frijoles, nueces y todos los productos que necesitan envase. Para la limpieza y el aseo personal utiliza vinagre, bicarbonato de sodio y aceites naturales. Todo en envases que puedes volver a utilizar. El último y cuarto paso es el reciclaje. Si hay algo que no puedes reutilizar, dónalo o colócalo en la bandeja de reciclaje. Es importante incluso comprar en tiendas de segunda mano, puedes encontrar ropa, artículos para el hogar, decoración, muebles, entre otros. Todo con el propósito de evitar la demanda de más productos en masa. Una frase que comparte Bea Johnson, una madre que vive este estilo de vida con su familia, dice: “Ese estilo de vida no significa reciclar más, significa reciclar menos gracias a la prevención de acumular desechos desde el inicio.”

Puede resultar tedioso o molesto al principio. Hemos buscado maneras de facilitarnos la vida pero sin ver a nuestro alrededor. Este es un gran paso al cambio y se está popularizando. No tengas miedo a intentar algo nuevo. Puede que cueste trabajo al principio pero vale la pena. No es solo otro estilo de vida, es un estilo de vida con propósito para el futuro. 

Qué Busca

Comments have been closed for this article.