Return to start

9 cosas que tu jefe no quiere que sepas

1.Cuánto vales realmente para la compañía

Eso sería malo para el negocio, dice Vick Salemi, experta en carrera para la marca Monsters. Depende de ti saber si lo que necesitas es buscar un nuevo trabajo que pague más de seis cifras, que ofrezca más de dos semanas de vacaciones pagadas y que te den tu nieve los viernes.

2.Lo que los demás obtienen

La comparación es la fuente de todo descontento, asi que sería más fácil para tu jefe si tú y tus colegas no compararan los salarios y los días libres. Pero igual deberías hacerlo.

3. Te están protegiendo de cosas muy malas.

Noventa por ciento del tiempo piensas, “Ay, ya dejame en paz, mamaaaaaá”. El 10 por ciento del tiempo restante deberías pensar, “Ay, ¿qué hicimos para merecer jefes?”. Salemi dice que si tienes un gerente duro, es posible que te protege de las políticas de alto nivel, de otra forma conocido como el drama en el que no quisieras meterte. Enfócate en tu desarrollo profesional y en tu trabajo, y deja que tu jefe proteja la retaguardia.

4.Saben que cuando llamas para decir que amaneciste enfermo un lunes, en realidad tienes una resaca de los mil demonios

Porque ellos también se pusieron una buena el fin de semana.

5.Sienten que tienes todo el poder

Muajajajajajaja. Pero en realidad, en tus entrevistas de salida, puedes destruir totalmente a tu antiguo jefe o al menos ganarle una buena regañada de parte de Recursos Humanos si es que fue su pobre liderazgo lo que hizo que te fueras por la puerta.

6.Ellos también sufren el síndrome del impostor

Noticias: Nadie sabe que está haciendo, ni siquiera la persona que está a cargo de ti. ¿No es reconfortante saber que el típico “¿Y yo que ch******s hago aquí” no disminuye con la experiencia?

7.Ellos saben cuándo debes seguir adelante antes de que tú lo sepas

Pero no es de verdad lo mejor para ellos dejar que todos SEAN LIBRES asi que tienen que esperar a que tú te des cuenta por ti mismo.

8.Ellos también tienen que satisfacer a sus jefes

Así que la próxima vez que te hagan hacer algo desagradable, aguantate. O renuncia en un ataque de ira y entrega tu carta de renuncia al verdadero culpable.

9.Quieren que les caigas bien

Digo, podrías intentarlo.

Taciana Bañuelos Sauceda

Comments have been closed for this article.