Return to start

Cuatro bandas para introducirse al Post-Rock

El post-rock como género lleva varios años como el favorito de muchos, sobre todo desde que la segunda ola lo presentó a toda la generación milenial con bandas de altísimo reconocimiento como lo son Swans o Sigur Rós. Sin embargo, muchos podrían preguntarse: ¿qué es precisamente el post-rock?

Bueno, el post-rock es género musical que se distingue por que toma la instrumentalización convencional del rock (guitarras, bajo, batería y teclados/sintetizadores) pero no hace música rock convencional, en el sentido de que abandonan totalmente esa estructura tan manoseada y desgastada del coro, verso, coro, puente, coro… ¡Vaya, eso puede llegar a aburrir un poco! Las bandas de post-rock, por su lado, toman sus instrumentos y producen música con una estructura más similar a la de la música tradicional europea (llamada a veces música clásica).

En fin, tienden a presentar canciones que van avanzando, que parecen estar seccionadas en “actos” y que cuentan una historia. Además, suelen ser totalmente instrumentales (es poco común la lírica), y las guitarras suelen ser usadas no para producir ritmos sino para dar timbre a la composición. Así que, si estás interesado en explorar al género heredero de la música clásica, te presentamos cuatro bandas de post-rock que debes conocer.

4- The world is a Beautiful Place and I’m No Longer Afraid to Die

Iniciemos con una excepción. TWIABP es una banda originaria de Connecticut (Estados Unidos) fantástica para introducirse al post-rock, pues está ligada de cierta manera a otros géneros como lo son el indie y el estilo emo. Sin embargo, se les considera músicos de post-rock en tanto que sus dos discos de estudio tienen esa característica de avance, en que no suelen manejar versos, coros ni nada parecido. Se debe añadir que las canciones están conectadas de manera que todo el álbum parece una sola canción. Una banda muy amigable que te ayudará a conectarte con algunas de las particularidades del género sin sumergirte totalmente en el mismo.

Álbum recomendado: Whenever, If Ever

3- Toe

Una de las cosas más bellas del post-rock es que, al ser habitualmente instrumental, nos permite escuchar bandas de otros países sin tener que preocuparnos por el idioma de los músicos. Así, podemos hablar de Toe, una banda proveniente de Tokyo que suele combinar el post-rock con el rock matemático en canciones de ejecución muy técnica sin la tediosidad del math. Además, sus guitarras, por la influencia del math, no suelen ser utilizadas para dar timbre, sino para armonizar, de manera que el sonido de las mismas suele ser muy claro y armónico. Otra característica muy particular de la banda es que suelen incorporar fusión jazz, lo que les da un toque muy propio en su sonido, pues si bien es algo común en la música japonesa, no lo es en el género del post-rock en general (incluso otras bandas japonesas de post-rock como World’s End Girlfriend o MONO no suelen incorporar el elemento de jazz).

Álbum recomendado: For Long Tomorrow

2- Austin tv

Una banda mexicana de post-rock que alcanzó la fama por su LP “La Última Noche del Mundo” en 2003. Reconocidos por ser la banda más emblemática del género en México (y probablemente Latinoamérica), además de que sus álbumes temáticos no sólo cuentan una historia dentro de la grabación, sino en sus presentaciones en vivo, donde los miembros de la agrupación utilizan disfraces para ambientar la historia (la banda no suele exponer sus rostros, si bien lo han hecho). Su estilo suele ser altamente emotivo y suelen integrar extractos de diálogos (en español) en sus canciones para crear un efecto a menudo nostálgico y dramático.

Álbum recomendado: La Última Noche del Mundo

1- Godspeed You! Black Emperor

La gran banda de post-rock; son los favoritos de la escena mundial. Canadienses de origen, se ensamblaron en 1994, lanzando su primer álbum de estudio en 1997, el cuál fue aclamado por la crítica y considerado un clásico instantáneo en el underground. La banda suele distinguirse de otras del género por su incorporación de instrumentos un tanto más inusuales a sus canciones (dígase, además de la instrumentalización clásica del rock, integran violines, violoncelos, cuernos, clarinetes, marimba y hasta un banjo), lo que nos recuerda que uno de los elementos más inherentes al post-rock es precisamente su atentado a crear música “clásica” con instrumentación de rock pero no exclusivamente con esta. Por otro lado, sus álbumes suelen ser de pocas canciones de larga duración, con el resultado de entre tres y cuatro canciones de más de quince minutos cada una (The Dead Flag Blues, del primer lanzamiento, dura 29 minutos) por álbum. Una banda que expone perfectamente al género y que no suele tener un segundo de desperdicio.

Álbum recomendado: Lift Yr. Skinny Fists Like Antennas to Heaven!

Dogo Filósofo

Comments have been closed for this article.