Return to start

¿Cuál es el entrenamiento más antiguo del mundo?

Las ciencias de la antropología y la arqueología nos dicen que hoy solo conocemos una pequeña porción de la historia de la humanidad; existe un periodo de decenas de miles de años en los que nuestra especie fue nómada, cazadora-recolectora. En ese tiempo las sociedades no tenían el nivel de sofisticación para desarrollar un sistema de escritura, por lo que la mayoría de las tradiciones y el conocimiento se transmitía de manera oral. Por lo que el más grande y rico acervo histórico de la humanidad infortunadamente se ha perdido para siempre.

En este periodo antiquísimo y escasamente documentado, tiene lugar la aparición de las primeras formas de acondicionamiento físico. Por supuesto que es difícil determinar cuál fue el primer método de entrenamiento y el lugar del mundo en el que éste tuvo lugar.

Lo que sí se sabe, porque existe registro gráfico muy antiguo, es que la primera disciplina orientada en mejorar el acondicionamiento físico fueron las artes marciales. Probablemente, el origen de las artes marciales se remonta al origen mismo de la humanidad.

La modalidad de artes marciales más antiguo del que se tienen vestigios en diversas culturas es “la lucha”: En las tumbas de Beni Hassan en Egipto hay pinturas que grafican atletas luchando que datan de dos mil años antes de cristo. En diversos murales del arte de Mesopotamia aparecen imágenes de personas practicando la lucha, y en la antigua Grecia además de la lucha, también se practicaba el boxeo y el pankration.

La lucha tenía una importancia social sustantiva, ya que constituía el método para mejorar el estado físico y preparar para la guerra. En la antigua Roma, los gladiadores seguirían entrenando en la pelea individual, inspirándose y tomando como fuente de insumo los sistemas de lucha de los legendarios guerreros espartanos. Es justamente del Dios romano de la guerra “Marte”, del que proviene la palabra “marcial”.

Pero sería gracias a Alejandro Magno, en su ambición por extender la cultura helénica hasta los confines más remotos del mundo, donde muchos ven el origen primigenio de las artes marciales. Al llegar a la india, el conquistador la invadió, y enseñó a sus habitantes el ancestral arte marcial del pankration.

Alrededor del siglo quinto antes de cristo los antiguos maestros de la India estudiaron a través de una cuidadosa observación los movimientos de numerosos animales, aprendiendo de ellos todas sus posiciones de ataque y de defensa; naciendo así el que para muchos eruditos fue el arte marcial madre, el kalaripayattu.

Los indios propagaron su conocimiento por todo el continente Asiático; al perfeccionarse y adaptarse a la idiosincrasia de cada país comenzaron a surgir diferentes artes marciales, de modo que cada país seguiría su propio camino.

En la milenaria cultura China si bien existen tratados de lucha con miles de años de antigüedad, siendo el más famoso “El arte de la guerra”. Será a principios del siglo sexto donde se acepte el origen de las artes marciales chinas.

Según cuenta la leyenda, un monje budista procedente de la India llegó al monasterio de Shaolin, en la provincia de Henan, al norte de China. Mientras enseñaba prácticas budistas observó que los monjes sucumbían al sueño, tras enseñarles a respirar correctamente les instruyó en una serie de ejercicios para ayudarlos, se trata de “los dieciocho luohan”, ejercicios que derivarían en una serie de movimientos que servirían para la lucha. Nacía de esa manera el arte marcial por excelencia: El Kung Fu.

Este mítico arte marcial siempre ha estado condicionado por la historia de China. Sería el acaecimiento de hechos como la emigración de monjes y el auge del comercio en China los que contribuirían a la difusión del Kung Fu por todo el lejano oriente; naciendo así nuevos estilos; estos emergieron a raíz de la observación de las habilidades de lucha por la supervivencia de algunos animales.

Sería durante la dinastía Ming (Siglos XIV a XVII), que los estilos de Kung Fu tuvieron una época de gran desarrollo, siendo considerada la edad de oro del Kung Fu antiguo.

Tras este periodo de esplendor, durante la dinastía Manchú de los Qing, llegaría un periodo oscuro. Se destruye el templo Shaolin, escapando los sobrevivientes hacia el sur, y se prohíbe la práctica de las artes marciales, por lo que son enseñadas en secreto; una consecuencia de todo esto sería que los estilos del sur terminarían diferenciándose mucho de los estilos del norte.

Los estilos del sur se expandirían hacia otras regiones de Asia, influenciando el desarrollo de las artes marciales de Okinawa, lo que daría origen al karate.

A finales del siglo XVIII el templo Shaolin sería reabierto, pero con fines exclusivamente religiosos.

Tras nacer el concepto moderno de artes marciales a finales del siglo IXX, en 1912 con la instauración de la república en China, las artes marciales se usaron con un marcado tinte político. En 1949 tras la guerra civil China, muchos maestros de artes marciales decidieron emigrar, comenzando a extender a nivel internacional los secretos de las artes marciales Chinas.

Entre los años 1966 y 1976, durante la revolución cultural China, los llamados guardias rojos en persecución y destrucción de las tradiciones Chinas, saquearon el monasterio de Shaolin, destruyendo manuscritos de su biblioteca. Finalmente en 1980 se vuelven a abrir las puertas del mítico monasterio de Shaolin.

Los enigmáticos monjes con su Kung Fu Shaolin, a pesar de realizar increíbles exhibiciones de su arte, y ser los precursores de varias modalidades de artes marciales modernas, han permanecido ajenos a la lucha a nivel deportivo hasta nuestros días.

La humanidad y las artes marciales, comenzando por la lucha, han continuado un incesante desarrollo conjunto que mantiene su vigencia aún en la actualidad; es así, como el ancestral arte marcial de la lucha es del que derivan las artes marciales mixtas modernas, que a su vez se han convertido en el deporte que más ha crecido en popularidad durante la última década.

Pero es sin lugar a dudas el Kung Fu, la modalidad de artes marciales más exquisita, sofisticada e integral que nuestra civilización creó.

Sergio Augusto Alvarez Vargas

Comments

JLO     9 February 2017

¿Y que hay de las artes japonesas como el jujutsu y aikido, o las derivadas de los samurais? o las otras chinas como wing chun.

aileen     10 February 2017

Es impresionante lo antiguo de esas artes marciales que se mencionan, jamás había escuchado del kalaripayattu. Y yo que creía que lo más antiguo era el kung fu y parecidos

Comments have been closed for this article.