Return to start

¿Cómo obtener un cuerpo de ensueño en tan solo 28 días?

Todos los amantes del ejercicio soñamos alguna vez con tener un cuerpo armonioso y musculado que despierte la envidia de amigos y conocidos, pero obtener un cuerpo así conlleva grandes sacrificios; generalmente el instructor nos dice que hay que dedicar horas y horas, día tras día, a levantar kilos y kilos de fríos hierros. Pero, ¿es posible incrementar nuestra musculatura entrenando menos? Y entrenando menos, ¿es posible también aumentar la pérdida de grasa corporal al mismo tiempo?

La respuesta es SÍ, y la clave está en la intensidad.

El experimento

Hubo un experimento de resultados literalmente de ensueño, un experimento que fue capaz de transformar la ensoñación juvenil de obtener músculo, perder grasa y entrenar poco, basado en preceptos y principios científicos que todo hombre de gimnasio debe conocer.

Este experimento que hizo trizas las fronteras entre lo real y lo ilusorio en materia de entrenamiento físico, increíblemente fue llevado a cabo por dos hombres. Por un lado, Arthur Jones, ingeniero biomecánico, el legendario fundador de las compañías Nautilus y MedX y hombre que popularizó el entrenamiento de alta intensidad (HIT), extendió la idea de llevar a cabo entrenamientos cortos, poco frecuentes y de máxima intensidad. La probada eficacia de este sistema quedó avalada por dos grandes campeones: El histórico Mike Mentzer y el seis veces Mister Olympia Dorian Yates.

Arthur Jones, que con sus máquinas Nautilus promovió el entrenamiento en los gimnasios durante los años setenta y que se hizo multimillonario, ofreció al mundo del culturismo un método de entrenamiento que contrariaba el propugnado por Joe Weider y Arnold Schwarzenegger

Para demostrar su tesis se fijó en el culturista Casey Viator; Casey, era un prodigio genético pues en 1971 a la edad de diecinueve años se convirtió en el hombre más joven en ganar el Mister América. Casey tuvo un accidente en Enero de 1973 en el que perdió parte de un dedo; además, en el hospital casi muere por una reacción alérgica a la inyección antitetánica.

Entre el primero y el veintinueve de Mayo de 1973, Casey Viator se sometió a un experimento en el Departamento de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Estatal de Colorado, ubicada en Fort Collins-Estados Unidos. Con este experimento querían determinar qué cantidad de masa muscular podía obtener un individuo en tan solo un mes, siguiendo una rutina de entrenamientos de alta intensidad del programa Nautilus diseñado por Arthur Jones.

Hay que aclarar que después de perder gran cantidad de masa muscular debido al accidente que sufrió, Casey se presentó con un peso de un poco más de 75 kilos; durante el proceso estuvo en todo momento bajo la supervisión de James Johnson, profesor de la Universidad de Colorado, y del doctor Elliot Please.

Los sujetos estuvieron supervisados en todo momento, a Jones y Viator les realizaron pruebas de fuerza antes y después del experimento, y también les realizaron estudios de su composición corporal para que al final se pudiera comparar o contrastar con los resultados.

Casey Viator entrenaba todo su cuerpo en la misma rutina tres veces a la semana, con una duración aproximada de treinta minutos en cada entrenamiento; de modo que al final del mes, Casey Viator había entrenado menos de siete horas totales en todos los veintiocho días y en tan solo catorce sesiones de entrenamiento. Eso sí, Casey llegaba hasta el fallo absoluto e incidía al máximo en la fase negativa de cada repetición.

El incremento muscular fue gradual, nunca tuvo picos de ganancias exageradas, aunque en los primeros días obtuvo más masa muscular; como señalamos, Casey llegaba siempre al fallo muscular absoluto usando los pesos más altos posibles y con muy pocas series por cada grupo muscular.

Veintiocho días después de comenzar el experimento, Casey pesaba 95 kilos; además, había perdido siete kilos de grasa, su ganancia muscular real había sido pues de 27 kilos. Consumía 5.000 calorías diarias y siguiendo este entrenamiento Casey Viator había ganado casi un kilo de masa muscular al día, y lo había logrado sin consumir esteroides.

Su transformación física había quedado en la historia para siempre. Por su parte, Arthur Jones, siguiendo el mismo método de entrenamiento, y al igual que Casey, usando tan solo las máquinas Nautilus, había logrado en apenas 22 días ganar seis kilos de masa muscular y perder uno de grasa.

Arthur Jones y Casey Viator habían logrado resultados de leyenda, permaneciendo en estado de reclusión, para evitar en todo momento el uso de fármacos. Según comentó Roberto Maragó, que es un gurú del sistema de alta intensidad: "ambos estuvieron internados en habitaciones durante los 28 días y sus habitaciones eran registradas tres veces al día para confirmar que no había ningún tipo de elemento fuera del estudio", como por ejemplo esteroides.

Los resultados del experimento Colorado habían corrido como la pólvora una vez finalizó, miembros de los Broncos de Denver y otros equipos de fútbol americano visitaron el laboratorio y usaron el sistema de alta intensidad y las máquinas con resultados increíbles.

En Mayo de 1973, el mundo había sido testigo de uno de los logros más grandes de toda la historia en materia física, dos hombres habían logrado lo que hasta ese momento parecía ser la ensoñación de un adolecente.

Arthur Jones había demostrado así sus teorías más allá de toda duda razonable; desde ese día en adelante, los hechos habían corroborado que el sistema de alta intensidad era mejor que los entrenamientos convencionales.

Sergio Augusto Alvarez Vargas

Comments have been closed for this article.