Return to start

29 difíciles pero verdaderas lecciones de vida que eventualmente aprendes

1. Comenzarás a perder gente

Hace como dos años me encontraba muy afligido pues mi padre falleció cuando yo estaba en el extranjero. No sabia que hacer, me volví loco. Como seres humanos tenemos metas constantes no importa que tan pequeñas, importantes o minúsculas sean y pensamos que el mañana siempre estará ahí. Yo no. Eventualmente, no hay un mañana para ti, tu familia es lo que te queda para poder levantarte.

Enfrentar una pérdida es algo extremadamente dificil de hacer y para algunos, es imposible. Para enfrentar una pérdida no sé si hay un modo correcto. Existe cierto consuelo para ello, supongo. Finalmente estoy conforme con eso y espero que cuando se presente la siguiente pérdida, lo pueda afrontar normalmente y después respirar sabiendo que hice lo que me tocaba en vez de sentir culpa, pesar, rabia.

La pérdida devasta al hombre.

2. Las cosas son más valiosas de lo que piensas

Creo que es en los veintes cuando uno finalmente se da cuenta que la vida tiene un fin. Cuando se es niño la vida parece ser algo que dura por siempre. Las consecuencias no importan tanto pues el futuro está incomprensiblemente lejos. Es buen momento para tomar malas decisiones pero mientras avanzas en tus veintes comienzas a darte cuenta de que el futuro está llegando rápido y el cómo se visualiza depende de lo que hagas en el presente.

Aprendes que las relaciones no son como en las películas, que implican esfuerzo y reflexión, que todos son imperfectos, que los han lastimado y que probablemente estas te golpearan el estómago al menos una docena de veces.

Aprendes que las verdaderas amistades que tienes cuando eres niño en realidad se pierden muy rápido si las descuidas e incluso si no, el tiempo tiene el hábito de cambiar a la gente, tu mejor amigo de la escuela es diferente desde que se casó o ese chico con el que te drogabas en la universidad nunca pudo salir de eso y para ti ya no es divertido.

Aprendes que el ser saludable ya no es algo automático. Que si comes comida de porquería y te sientas por mucho tiempo en el sillón, algo te empezará a doler y te sentirás más cansado y malhumorado. Algo parecido sucede en cuanto el alcohol y las drogas.

Habrás conocido gente que ahora está muerta o escucharás acerca de más muertes de lo que estás acostumbrado, incluso si no es alguien que conocías muy bien. Mientras te acercas al final de tus veintes, te darás cuenta de que hay una buena posibilidad de que estés a un tercio del camino, todo eso te asustara un poco pero es algo bueno.

3. Los años aumentan no disminuyen

No gastes más dinero solo porque empiezas a ganar más. La progresiva inflación del estilo de vida, es una perra. Si no te ejercitas y empiezas a comer bien, te sentirás como de 45 cuando apenas tengas 30. No tomes tanto alcohol. Las resacas se pondrán peor cada año. No eres invencible. Deja conducir como un idiota y apártate de altercados físicos innecesarios. Haz cosas que te hagan feliz en vez de hacer cosas que te hagan ver genial.

4. Prepárate para problemas que ni siquiera habías considerado

Lo primero que hicimos mi pareja y yo cuando nos mudamos fue empezar un fondo para emergencias. Nuestros carros tuvieron muchas fallas, surgieron viajes inesperados al doctor, debimos recuperarnos de un robo… la recuperación de dichos incidentes solo tomo un par de semanas gracias a nuestro fondo de emergencia. Es muy, MUY útil. Fui afortunado pues tenia un subsidio del que podia disponer inmediatamente, asi que no es que actuaré como si fuéramos los mejores administradores o lo que sea. Pero si puedes (mucha gente en realidad no puede)... es tan útil que te da tranquilidad mental.

5. No parpadees o te lo perderás

Los 30 llegan rápido asi que esa forma de pensar de “un día haré esto o lo otro”o el “un día empezará esto o lo otro” en realidad se vuelve un hace 10 años.

6. Las decisiones se toman con o sin ti

A veces deberás tomar deciciones muy prácticas (a veces muy frías) acerca de lo que quieres de la vida y con qué estás batallando para no rendirte. Si no las tomas entonces la misma vida lo hará por ti.

7. ¡Muchas lecciones!

  • Ahora sé porque el sexo sin protección es un riesgo.
  • Trabaja duro por esa alta calificación después inicia a escalar la cima de tu carrera y se agradecido.
  • No debí pedir un préstamo para algo que no podía pagar.
  • Erroneamente confié en alguien y me jodio.
  • Siempre ten un plan para llegar a casa.
  • Hacerse un tatuaje en estado de ebriedad no es lo ideal.
  • Tu jefe robará tus ideas, tomará el crédito por tu arduo trabajo y te quizá te ascenderán.
  • Poder comer la porquería que quieras y conservar tu figura hasta que tienes 20 de ahí en adelante nunca más.

…y creo que ya terminé.

8. No olvides tu dentadura, en serio.

Ve al maldito dentista. No puedes esperar a que mamá te haga una cita y sostenga tu mano en todo momento. Lleva tu trasero al dentista antes de que sea muy tarde. Los dientes no sanan, una vez que se te friegan ya valieron madre.

Oh y no se necesita mucho para que se arruinen. Desearía que mi yo de 20 años hubiera sido consciente de eso.

9. Engordarás

Engordarás, a menos que intentes mantenerte en forma.

10. Prestarle dinero a alguien se vuelve un dilema

Solo presta dinero que estés preparado a perder. Si te lo regresan, entonces esa persona se gana tu confianza financiera. Si no, no los presiones acerca del tema, pero nunca más les vuelvas a prestar. Y no termines una amistad por ese asunto.

11. Cómo defenderse solo

Cómo defenderte tu mismo, en particular en contra de las figuras de autoridad, de modo que des tu punto de vista pero sigas siendo respetuoso.

Algunas veces tu jefe será como una piedra en el zapato y hará que tu trabajo se vuelva un infierno, asi que necesitas decirle que se mantenga al margen o si no que lo haga él.

12. Las “mañanas” por la tarde se acabaron

Acostumbrate a levantarte temprano. En serio. Crucifica cualquier amor por dormir que tengas ahora.

13. No será fácil

No eres especial y las cosas no siempre serán como tu las quieras. El mundo real no es un cuento y no le importas. De hecho eres capaz lograr lo que quieras, pero no será fácil.

14. Destierra el orgullo

El orgullo no hace absolutamente nada. Si no le dices buenos días a tu jefe porque piensas que es un pendejo, no te estas haciendo ningún favor.

15. Aprende a pedir ayuda

Esto algo que debí haber aprendido en mis 20s y me tomó hacerlo hasta los 30s: Está bien pedir ayuda. He tenido una ansiedad recurrente y hasta hace poco fui capaz de reflexionar mi pasado y darme cuenta de lo mucho que me he retrasado. Y que tan agotador ha sido. Ahora estoy recibiendo ayuda profesional, con la esperanza de cambiar las cosas y que mis 30s sean mucho más diferentes que mis 20s.

16. Los amigos no son para siempre

Los amigos vienen y van.

17. Te decepcionarás de las personas

La mayoría de la gente básicamente es decente, pero no te confíes. Intenta ver a las personas como los individuos que son y no como lo que te gustaría que fueran. Si tu persona especial dice que te ama mientras te trata como un inútil, te está mintiendo. ¿Soportarías ese trato viniendo de un extraño? ¿Lo harías? La honestidad no es apreciada, en particular en el trabajo, mientras creas que puedes hacerlo, no te des por vencido. Las persona que valoran tu integridad son invaluables y no sabrás quienes son sin ella. Los demás son menos importantes de lo que creen. La mayoría de la gente no te tomará en consideración y tampoco les interesará quién eres ni lo que puedes hacer. El darle al mundo un millón de selfies raramente cambiará lo dicho, si lo hace, aprenderás la diferencia entre lo famoso y infame de la manera más desafortunada.

18. Sobresalir no se trata de habilidad

Ser sobresaliente en el trabajo no tiene ninguna relación con qué tan inteligente eres y qué tan bueno es tu trabajo. Las relaciones (lo que por lo general significa estar de lame botas) son el camino al éxito.

19. No siempre hay un camino correcto

Incluso tu trabajo soñado puede ser un dolor de cabeza. Incluso tu amor a la vida algunas veces te pone de nervios. No hay ningún lugar en el que “deberías estar ahora”. Todos los caminos de la vida son diferentes e igualmente válidos.

La felicidad es una práctica. No es algo que puedes lograr y después eres bueno en eso.

20. El humor negro, deja de lado lo irónico

A veces la gente habla en serio.

Solía pensar que los esposos que se quejaban de que sus esposas de algún modo estaban tramando algo. Nop, en realidad es como si les tuvieran atado un grillete al tobillo. El humor negro esconde verdades incómodas.

21. A veces...

A veces dar lo mejor de ti no es suficiente. A veces pones todo de tu parte para ser bueno en algo y aún asi no consigues lo que quieres.

22. Ni siquiera estás a la mitad del camino

La vida no se termina a los 30.

23. Manos a la obra y piensa anticipadamente.

Te vas a joder, supéralo. Te joderás a la gente, también supera eso. No te dejes vencer por decisiones estúpidas, aprende de ellas y súbete otra vez a ese maldito caballo.

Nada es regalado, de una forma u otra todo tiene un precio.

No pienses que con tu título instantáneamente seras director ejecutivo… NECESITAS las lecciones que te dan los trabajos menos calificados para después ser alguien remotamente cercano a lo calificado… pues esos debajo de ti, están donde tu estuviste alguna vez.

Debes ser extremadamente cuidadoso sobre tu vida en línea… lo que ahora parece solo “diversión” te perseguirá después cuando menos te lo esperes.

24. El otro 30% depende de ti

La vida es aburrida el 70% del tiempo.

25. Sólo dolerá la primera vez

Te darás cuenta de que esto, es todo.

26. La gente dejará de dar excusas por ti

Ademaś ¿recuerdas que no hace mucho decías que los 30 parecían ser muy viejo? Bien, si ahora estás en los 20s, creéme, mañana estarás en los 30s.  

27. La perspectiva de los 26 años

Bien he tenido 26 por un par de meses, ahora les diré lo que me parece importante:

Como todo mundo dice, ahorrar dinero es muy importante. Tuve que renunciar a mi trabajo porque lo odiaba y regresar a la escuela por un tiempo. No hubiera podido hacer eso si cada vez que me pagaban no hubiera ahorrado la mitad. No le saques la vuelta a la universidad. NECESITAS ser parte de clubs, actividades para sobresalir cuando te gradues. ¡POR EL AMOR DE DIOS, HAZ ESAS PRACTICAS PROFESIONALES EN EL VERANO!

La mitad de tus 20s son como estar otra vez en secundaria. Los cuerpos de todos están cambiando; las chicas se están embarazando, los chicos comienzan a perder el cabello y todos están engordando. Nadie sabe lo que hace, todos se apilan unos contra otros.

Pero se conciente de lo que yo llamo “autocomplacencia”. Cuando tenía 24 me deprimí profundamente porque ODIABA mi trabajo. Desafortunadamente para mí, estaba lo suficientemente cómodo y me pagaban lo suficiente como para salir adelante. Una vez que renuncié me dí cuenta de lo mucho que me absorbía ese trabajo y de lo infeliz que me había vuelto.

La mortalidad de verdad me pegó. Me di cuenta de que no puedo vivir como yo quiera y ver el mundo entero desde algún punto de mi vida. La idea de lo que hago se ha vuelto más recta y ahora puedo aceptar completamente que soy un mortal. Y que ¿tendré 40 en 14 años? ¿¿¿WTF???

He notado que la gente sostiene relaciones tormentosas que debieron haber terminado meses o años atrás pero les da miedo terminarlas. Si te encuentras en una situación como esta, termina la relación antes de que las cosas se ponen muy serias (por ejemplo tener hijos).

Vive con sencillez. Tu apartamento de lujo deja de ser divertido después de habitarlo por un mes.

La vida es muy corta como para quedarse a ver Netflix los viernes en la noche. ¡Sal a vivir aventuras! Yo defino aventura como vivir una experiencia que no esperabas. Pueden ser grandes o pequeñas.

Aprendí a ser honesto conmigo mismo, lo que es mucho más fácil decir que hacer. No alcancé ese punto hasta que me di cuenta de que tenía un problema con la bebida y corte por completo ese hábito de mi estilo de vida. Pero afortunadamente funcionó en otras áreas de mi vida también. “¿Esta persona en realidad es mi amigo?” “¿en realidad seré más feliz si me compro este articulo tan caro?” “Oh por Dios espero que me vea mucho más que a un amigo, pero sé que no y no me mentiré a mi mismo acerca de eso.”

Ser honesto contigo mismo es una habilidad que toma mucha práctica.

Toda la dinámica de la amistad y el hacer nuevos amigos cambia drásticamente después de la universidad.  

28. Esto es muy cierto. Literalmente nadie.

A nadie le importas. Asi que deja de renegar y ayudate a ti mismo.

29. Moderniza tu círculo

Seguramente tienes amigos que sin los cuales estarías mejor, quizá incluso amigos cercanos. Deshazte de ellos. Totalmente desconocidos; ahora es mucho más dificil hacer nuevos amigos (cercanos) de lo que era antes.

Baudilio Sosa Mayonga