Return to start

Las leyes de familia en la política pakistaní

En Pakistán existe un sistema patriarcal donde el poder se concentra en una élite que se define, principalmente, en función de criterios sexuales. Esta estructuración sexual se perpetúa en la sociedad con la transmisión de valores, mediante la educación formal e informal.

Las consecuencias de esta idiosincrasia, las podríamos resumir de la siguiente manera:

  1. Truncan cualquier posibilidad de que niñas, jóvenes y mujeres puedan desarrollar sus capacidades intelectuales que proporciona la escuela formal, truncando también su incursión en el mundo laboral.
  2. La sociedad hace que vean de manera natural el estar sometidas a otras personas.
  3. Esto las obliga a depender de un varón para su supervivencia.

Este acuerdo social ancestral, y la violación de las normas sexuales discriminatorias, conllevan una fuerte sanción por parte del Estado.

Examinemos las Leyes de Familia pakistaní, que son las encargadas de regular la conducta de las mujeres en la sociedad.

En las Leyes de matrimonio y familia, entre los aspectos más alarmantemente discriminatorios, podemos encontrar:

  • En el artículo 2 de la Constitución pakistaní se establece que el Islam es la religión oficial del Estado y ninguna ley estará por encima del Corán y la Sunnah. Una de las doctrinas de esta religión es que un hombre puede tener hasta cuatro esposas. Para llevarlos a cabo, la ley exige al hombre presentar ante la oficina local del Consejo de la Unión una solicitud argumentando el por qué desea tener otra esposa y deberá también contener el permiso de la esposa o esposas. Después se forma un Consejo de Arbitraje con representantes de la esposa o esposas y el demandante para determinar si se aprueba o no la propuesta de matrimonio. Por supuesto, esta ley solo es válida para varones.
  • Mientras que los esposos no necesitan ninguna justificación para dejar a su esposa o esposas, las mujeres tienen que justificar ante un juez el por qué desean divorciarse. Su separación dependerá del criterio del juez.
  • Y aquí viene lo más grave. La honorabilidad es imprescindible entre las familias pakistaníes que son socialmente respetadas, por lo que para cualquier matrimonio se exige la castidad de la mujer. El honor es una cuestión que involucra a la familia completa; si uno de ellos actúa de manera inadecuada, la deshonra recae sobre toda la familia. Sin embargo, el honor de un varón depende del comportamiento de su esposa o esposas, hermanas e hijas. Si una de ellas pierde la virginidad antes del matrimonio o llega a ser infiel al marido, la única manera de recuperar la honra es matando a la mujer que ha violado las normas. Y lo mismo pasa si ella es violada; la violación representa una gran deshonra familiar por lo que normalmente los hermanos son los que llevan a cabo el asesinato.

A esto están sometidas diariamente la mayoría de las mujeres en Pakistán. 

Angie Tovar