Return to start

10 datos extraños acerca de las brujas

La práctica de la brujería tiene raíces históricas, y han (perdonen la broma) conjurado unos mitos muy interesantes. Aquí hay algunos de esos mitos.

1. LA MAYORÍA DE LAS BRUJAS NO FUERON QUEMADAS  EN LA HOGUERA

La imagen más común de la ejecución de una bruja muestra a un gran grupo de personas histéricas alrededor de una person culpable en una pira en llama, pero la inmolación no fue el primer medio de ejecución que se usó en aquellos acusados de brujería. Duran los  juicios de las brujas de Salem, ninguna fue quemada a muerte; todos los acusados  en los juicios  en 1692 que defendieron sus casos y se encontraron  siendo culpables fueron ahorcados. De hecho, nadie nunca acusado de brujería fue quemado en las colonias americanas, no se permitía la inmolación por el Derecho de Inglaterra. Pero una persona fue aplastada a muerte por grandes piedras: Giles Corey, un hombre quien que se negó a declararse culpable o no por cargos de brujería durante los juicios. La corte declaró a Corey culpable  a pesar de quedarse mudo  al usar un precedente legal frances de ¨peine forte et dure¨. Corey es la única persona en los EU que ha sido aplastada hasta la muerte por la orden de la corte.

2. LOS CAZADORES DE BRUJAS NO SOLO SE ENFOCARON ESPECÍFICAMENTE EN MUJERES

Las raíces de la misoginia histórica llevaron a creer que las mujeres eran las más susceptibles a las artes oscuras o a ser tentadas por el Diablo, y por lo tanto  a ser brujas. Por ejemplo, las leyes de Alfredo escritas por el rey de Wessex,  Alfredo ¨el Grande¨  en el año 893, donde especifica la brujería como una actividad expresamente femenina. Sin embargo, era practicada por hombres también, y estos eran llamados por diferentes nombres como magos, brujos, o hechiceros.  Se persiguieron indiscriminadamente a incontables cantidades de mujeres y hombres acusados de brujería durante toda la historia.  Durante los juicios de brujas en Alemania, los cuales duraron desde 1581 a 1593, se ejecutaron un total de 368 personas y muchas de esas personas eran figuras importantes de la ciudad, de pueblos vecinos, incluyedo jueces, consejeros, sacerdotes y decanos de colegios En el juicio de brujas de Würzburg, el cual se extendió desde 1626 a 1631, se quemaron en la hoguera a hombres, mujeres y niños  por razones aleatorias como cantar supuestamente con el Diablo a no dar explicación alguna de por qué pasaban por el pueblo de Würzburg.

3. NO TODAS LAS BRUJAS ERAN MALAS

Aunque tengamos esa imagen de una bruja malvada vistiendo un vestido negro verrugoso, quien vuela una escoba y usa un sombrero puntiagudo, cualquiera que conozca el Mago de Oz sabe que también puede haber brujas buenas.

Glinda, la bruja buena, fue una representación de la mitad benevolente de la brujeria, mas bien conocida como la magia blanca.  Históricamente, aquellos que prácticamente magia blanca se les conocía como brujas blancas quienes eran más bien sanadores que personas maliciosas que buscaban problemas.

Sin embargo, la escritora C.S. lewis reformuló esta noción en la saga de Las Crónicas de Narnia, al hacer a una de las protagonistas principales  la malvada bruja blanca del hielo.

4. LAS PERSONAS PODÍAN SER ACUSADAS DE BRUJERÍA SIN NINGUNA PRUEBA SÓLIDA

Durante los juicios de Salem, la mayor parte de la evidencia legalmente reconocida utilizada en  contra de los acusados de brujería se remontó  a la evidencia espectral, o "el testimonio de testigos que acusaban al espíritu de la persona acusada o forma espectral  que apareció ante él / ella testigo(a) en un sueño en el momento en que el cuerpo físico de la persona acusada estaba en otro lugar¨, el cual fue aceptado en  la ¨base a que el Diablo y sus secuaces eran lo suficientemente poderoso como para enviar a sus espíritus o espectros, a las personas puras y religiosas con el fin de llevarlos por el mal camino". Otra evidencia que se usó contra ellos fueron las llamadas "marcas de la bruja" en la piel que supuestamente demostraba que habían hecho pactos con el Diablo. La investigación contemporánea sugiere que estas marcas eran posiblemente lesiones pequeñas ordinarias o pezones supernumerarios.

5. NO SABEMOS DE DONDE PROVINO LA PALABRA ¨BRUJA¨

Todos los frikis de las etimologías por ahí pueden o no sorprenderse al saber que la palabra "bruja" es de origen indeterminado. El origen más cercano y obvio es posible que sea la antigua palabra inglesa wicce, la cual significa "bruja femenina", y es la raíz lingüística básica para la religion moderna pagana de hoy en día, wicca. Otra posibilidad más específica es al dividir el significado proveniente del inglés antiguo, que significa "adivinación" y wih, que significa "ídolo", ambos provenientes de la wikkjaz palabra proto-germánica, que significa "nigromante", o "el que despierta a los muertos ".

6. LAS PERSONAS ESCRIBEN LIBROS ENTEROS DEDICADOS A CAZAR BRUJAS

En el siglo XV, la brujería era un problema grave para muchas personas,y las mayores piezas de literatura se escribieron acerca de las brujas.  La más famosa fue Malleus Maleficarum, un documento teórico y legal que se convirtió en el libro oficial en cómo lidiar con brujas y brujería lo que aceleró la ascendiente histeria causada por cazar brujas en Europa que duró hasta el siglo XVIII. El libro lo escribieron dos monjes de la orden dominicana, Jacob Sprenger, el decano de la Universidad de Colonia , y Heinrich Kramer, un profesor teólogo de la Universidad de Salzburgo y al usar el Exodus 22:18, ¨No deberás permitir a la hechicería vivir¨, como base para detectar y perseguir cualquiera y todas las brujas.

Incluso las personas tan importantes como los reyes llegaron a la acción.  En el libro de Jacobo I en 1597 de Inglaterra, Daemonologie, era un tratado que dio su apoyo a la importancia de la práctica de la caza de brujas. Jacobo mismo incluso presidió los juicios de brujas de 1590 en North Berwick, cuando creía que un conde conspiró para derrocar al entonces rey de Escocia con la ayuda de un aquelarre.

7. UN PAPA CONFIRMÓ UNA VEZ QUE LAS BRUJAS EXISTEN

La Iglesia Católica vio a la brujería como una amenaza para todos sus seguidores. En 1484, el Papa Inocencio VIII emitió una bula titulada "Summis desiderantes affectibus" ( "Deseando con ardor supremo") que reconocía la existencia de las brujas, diciendo, "muchas personas de ambos sexos, sin hacer caso de su propia salvación y abandonar la fe católica , se entregan a los demonios macho y hembra ", y ellos "afligen y torturan con dolores y angustias terribles, tanto internos como externos, estos hombres, mujeres, ganado vacuno, ovejas, vacas y animales, y obstaculizan a  los hombres de engendrar y la mujer de la concepción, y evitar toda consumación del matrimonio; que, por otra parte, niegan con labios sacrílegos la fe que recibieron en el bautismo santo; y que, por instigación del enemigo de la humanidad, porque no temen cometer y perpetrar muchos otros delitos abominables y crímenes, a riesgo de sus propias almas, el insulto de la majestad divina y al ejemplo pernicioso y el escándalo de multitudes¨. La bula del Papa dio con efecto a Kramer y Sprenger (los escritores de Malleus Maleficarum) la autoridad dada por Dios para comenzar su Inquisición.

8. LAS LEYES SOBRE LA BRUJERÍA ESTABAN ESTABLECIDAS A MEDIADOS DEL SIGLO XX

Técnicamente, la Ley de Brujería de Inglaterra, en 1735, todavía era y estaba oficial en los libros hasta 1951, cuando fue reemplazada por la Ley de Medios fraudulentos. El lenguaje original de la Ley no era sobre la persecución de las brujas en sí mismo, sino más bien lo hizo ilegal para personas que afirmaron que otros eran brujas. Sin embargo, el ser condenado legalmente significaba que afirmabas tener los poderes de una bruja y, de hecho, una mujer llamada Jane Rebecca Yorke fue encontrada culpable en 1944 bajo esa la ley, aunque se le condenó porque estaba defraudando a la gente con falsas sesiones.

9.LAS  BRUJAS PROBABLEMENTE NO USARON SOMBREROS PUNTIAGUDOS

El origen de la asociación  de los sombrero de ala ancha puntiagudos con las brujas es oscuro en el mejor de los casos. Una escuela de pensamiento es que se basó  en la gorra de visera que los Judíos fueron obligados a llevar después de un decreto en 1215 por el Papa Inocencio III. El antisemitismo desenfrenado pronto causó a las personas a asociar herejes, paganos, y los demonios con los portadores del gorro judío. A principios de 1700, los artistas se apropiaron de la imagen que inmortalizaron la imagen en la pintura de la vieja bruja en el sombrero de la bruja que conocemos hoy.

10. LAS BRUJAS SI ¨VOLABAN¨ EN ESCOBAS, EN CIERTO MODO

Los orígenes de cómo la escoba fue el modo preferido de transporte de las bruhas es... bastante raro.  Las personas que practicaban  la brujería experimentaron con hierbas y pociones en rituales pudieron haber usado la planta de mandrágora. La mandrágora contiene escopolamina y atropina, dos alcaloides que provocan sentimientos de euforia en dosis bajas y alucinaciones en dosis más altas.

Los rituales (realizados al desnudo) le pidieron a los participantes que se untaran un ungüento a base de hierbas que contiene la mandrágora en la frente, las muñecas, las manos y los pies, así como en un báculo que ellas ¨montarían¨. La fricción del báculo cubierto por el ungüento de las brujas,  um, partes femeninas podría absorber el ungüento en su sistema y causar una sensación de flotar y su descripción de ese sentimiento es lo que perpetuó  el símbolo de la bruja volando en una escoba.

Taciana Bañuelos Sauceda