Return to start

¿El mejor amigo del hombres es una cabra?

¿Podría tu próxima mascota ser una cabra? Nuevas investigaciones sugieren que estos animales de granja tratan de comunicarse con las personas de la misma manera en la que lo hacen los perros y caballos.

En una serie de experimentos, investigadores encontraron que cuando los animales tenían un problema que no podrían resolver solos, las cabras observaban a los humanos para obtener ayuda. La investigación, publicada en la revista Biology Letter, también mostraba que las cabras cambiaban sus acciones de acuerdo al comportamiento de la persona. 

Las cabras fueron las primeras especies en domesticarse hace cerca de 10 mil años, de acuerdo con el director de la investigación, Alan McElligot, de Queen Mary, de la Universidad de Londres. “De nuestra investigación anterior, ya sabemos que la cabras son más inteligentes de lo que sugiere su reputación pero los resultados muestran que pueden comunicarse e interactuar con sus cuidadores humanos, incluso cuando no han sido domesticados como mascotas o animales de trabajo", mencionó McElligot en un comunicado.

Para probar las habilidades comunicativas de las cabras, los investigadores entrenaron a los animales para remover la tapa de una caja para así recibir un premio. El premio entonces se les hacía inaccesible y eran registradas las reacciones de las cabras hacía los conductores de las pruebas, quienes le daban la cara o la espalda a las cabras.

Los investigadores encontraron que las cabras observaban a las personas que estaban de frente más seguido y por periodos de tiempo más largos que a las personas que estaban de espaldas. En algunas ocasiones, las cabras se acercaban a las personas que no les daban la espalda antes de regresar a la caja.

“Las cabras miran a las personas de la misma forma en la que los perros lo hacen cuando piden un premio que está lejos de ellos”, dijo el investigador del estudio Christian Nawroth, también miembro de Queen Mary, en el mismo comunicado. “Nuestros resultados proveen evidencia fuerte para la comunicación compleja dirigida a los seres humanos en especies que han sido domesticadas principalmente para la producción agrícola y muestra las similitudes con los animales que se vuelven de compañía o de trabajo, como los perros y caballos”.

Los autores dicen que esperan que el estudio ayude a las personas a entender mejor la habilidad de aprender que poseen los animales domesticados, como las cabras, perros y caballos, y cómo eso influye las interacciones que tienen con los humanos. Al aprender más sobre que conduce a los animales a relacionarse con los humanos, los investigadores dicen que aquellos que trabajan con animales pueden hacer mejoras en general en el bienestar de los animales.

Ovidio Toro Griego