Return to start

Inventan pantallas táctiles que pueden cambiar de forma a petición

Imagina que, si inicias una aplicación de juego en tu smartphone, el dispositivo toma la forma de una consola de juego. Entonces, si recibes un mensaje de texto y tienes que responder, puede volver a transformarse en un teléfono.

Los investigadores de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, han diseñado un dispositivo que puede hacer eso. Se llama Cubimorph, y es un dispositivo pequeño y modular que puede cambiar a diferentes formas, dependiendo de la función deseada o incluso de quien lo sostiene. Los diseñadores dicen que la tecnología podría crear el camino hacia gadgets de mano más adaptables.  

El proyecto fue presentado recientemente en la conferencia más grande de IEEE Robotics and Automation Society, la Conferencia Internacional de Robótica y Automatismo, que se celebró del 16 al 21 de mayo en Estocolmo, Suecia.

Hombre y máquina

Ha habido un interés creciente en cómo los humanos y las computadoras interactúan, especialmente en cómo los dispositivos modulares cómo el Cubimorph podrían ayudar a cerrar el abismo entre lo que las máquinas y las manos humanas pueden hacer.

“Estoy muy interesado en cómo, cómo humanos, manipulamos las cosas”, dijo Anne Roudaut, una catedrática del Departamento de Ciencias Computacionales en la Universidad de Bristol y la investigadora líder del proyecto Cubimorph. “Cuando vemos una botella de agua en la mesa, sabemos exactamente cómo usar nuestra manos para tomar, o si ves un picaporte, sabes exactamente qué tipo de movimiento es el que necesitas para poder abrir la puerta”.

Roudat dice que quiere introducir este rango de funcionalidades a las máquinas para que un dispositivo se pueda manipular automaticamente a si mismo y ser usado por la persona que lo sostiene.

Parecido un poco a un cubo de Rubik, el Cubimorph está hecho de cubos más pequeños conectados, con cada superficie cubierta por un pequeña pantalla táctil. Los cubos están en bisagras que permiten movimientos a través de cualquiera de sus lados, controlados por dos motores.

Un algoritmo detallado es usado para transformar el dispositivo sin problemas de una forma a otra al mapear el camino que toma el Cubimorph para cambiar de forma a forma. El usuario no tiene que pensar el proceso y está diseñado para que ninguna parte de este dispositivo colisione con otra y no existe posibilidad de que las piezas movibles se cierren en los dedos del usuario, dijeron los investigadores.

“Creo que en realidad hay muchas aplicaciones, la industria de los videojuegos es una y quizás la más obvia”, dijo Roudaut. “Estás jugando en tu celular y la forma cambia para parecerse más a un control de juego para que asi puedas tomarlo mejor”.

Está tecnología también podría tener beneficios educacionales, dijeron los investigadores, por ejemplo, podría ser utilizada para visualizar un mapa o diferentes terrenos.

“Uno aspecto muy interesante sería adaptar la forma a diferentes morfologías”, dijo Roudaut. Por ejemplo, para los niños o los adultos mayores, o para personas que tienen alguna discapacidad, podemos cambiar la forma de para que encaje con lo que las personas pueden hacer con sus manos”.

Superando obstáculos

Aunque los investigadores ya han visionado muchos usos diferentes para el Cubimorph, existen retos para superar el encontrar el algoritmo perfecto.

“Existen algunos algoritmos que están transformando físicamente una cadena de módulos en una forma u otra, y pensamos que podríamos usarlos”, dijo Roudaut. “El problema es que esos algoritmos van de una forma a una línea derecha y luego cambian de nuevo a otra forma”.

El problema es que si una versión futura y complicada del Cubimorph consistiera de 1000 o más cuadros, sería impráctico que se cambiara a una larga línea y luego cambiará a otra forma. Esto sería especialmente problemático si el usuario estuviera caminando por la calle o en un tren repleto. Tomar esto en consideración cuando diseñamos está tecnología es lo que lo hace muy complicado, añadió.

La visión futura para Cubimorph es que cualquier persona sea el creador de la forma que quiera, dijo Roudart. Pero si en 15 o 20 años una gran compañía cómo Sambung, Nokia o Apple hiciera un dispositivo capaz de una transformación sofisticada, entonces cualquier programador y usuario podría personalizar su gadget de la forma en la que quisieran.

Roudat dijo que está sería idealmente similar a cómo el diseño de videojuegos funciona hoy. Es decir, que las personas pueden bajar aplicaciones y entonces cualquiera puede crear un juego. “Yo creo que ese es el futuro”, dijo.

Roudat aseguro que este dispositivo podría estar en el mercado en 10 años, pero los investigadores están buscando consejos de otros equipos de robótica.

“Hemos decidido presentar este artículo en la conferencia de robótica porque pensamos que era un proyecto que puede interesar mucho a las personas involucradas en el sector de la robótica. Todavía hay mucho trabajo que hacer para convertir esto en una realidad, porque hay muchos retos muy interesantes y nuevas preguntas que no han sido todavía investigadas”.

Baudilio Sosa Mayonga

Comments have been closed for this article.