Return to start

Caricatura, arte y humor a la mexicana

La caricatura en México comienza principalmente con el Movimiento de Independencia y el sentir popular de oposición política, sin embargo es Abel Quezada el primero en dejar de lado el dibujo solemne para crear un nuevo estilo humorístico; ¡era la primera vez que alguien hacía mofa de los políticos!

La caricatura es un muy mal pagado instrumento mediático cuya característica principal es la sátira. Podemos distinguirla por la manera en que muestra una realidad exagerada. Algo así como la “señorita” Laura pero plasmado en papel. En definitiva es todo un arte y tiene diferentes vertientes que les presentamos brevemente a continuación.

Primeramente, es sólo un dibujo, a diferencia del por ejemplo las tiras de caricaturas que podemos encontrar en el periódico, y además del dibujo contiene una crítica llevada con humor y cierta concreción semántica.

Un caricaturista mexicano muy popular y exitoso era Rogelio Naranjo Ureño, fallecido el 11 de noviembre pasado. Y si de caricaturistas hablamos, no podemos dejar de mencionar al buen “Magú”.

Ahora bien, con respecto a los dibujos en sí, aunque pareciera que sólo se trata de dibujos hechos al aventón, no es así. Se requiere toda una técnica estilística, lo cual convierte al dibujo no sólo en un objeto de estudio periodístico y sociológico, sino también en objeto de estudio de lo estético.

Podemos dividir en caricatura satírica en dos tipos de dibujos; el Formal, como el trabajo de José Hernández donde se crea una crítica dura al gobierno; y el Monero, como el gran, único e inigualable Trino Camacho quien siempre trata cualquier tema con humor.

La caricatura es un medio de protesta social; funge como una pequeña crónica del mundo actual. Y las creaciones de los actuales caricaturistas mexicanos resultan estupendas. En estos tiempos de desunión nacional y donde además tenemos un enemigo externo caracterizado actualmente como “El Trompas”, apoyemos el talento mexicano y todo el bagaje cultural de los dibujos combinados con sátira política.

Angie Tovar

Comments have been closed for this article.