Return to start

Las novelas gráficas más influyentes

Los cómics, algunos llamados novelas gráficas para darles un poco más de legitimidad como medio, han tenido un largo camino desde el principio del siglo XX, cuando eran principalmente un medio de entretenimiento para niños. Sin embargo, los superhéroes simples y superficiales dieron entrada a historias más oscuras con protagonistas un poco más éticamente y moralmente ambiguos; más parecido a un ser humano de verdad.

El medio que alguna vez fue considerado “superficial”, tanto en el sentido visual y en el sentido literario, ha crecido, madurado, y se ha popularizado para llegar a ser una de las formas de arte más queridas en muchas culturas. Sin más preámbulo ni orden en particular, aquí hay algunas de las novelas gráficas más influyentes de la historia:

Iron Man: El demonio en la botella

En los setentas, los cómics eran en su mayoría muy superficiales y poco controversiales en sus tramas, los héroes siempre tenían un estricto sentido de la moralidad y pocas veces tenían defecto alguno. “El Demonio en la Botella” fue de las primeras historias en cambiar esa mentalidad. Publicado en 1979, contaba como Tony Stark, el científico millonario que a su vez es el superhéroe Iron Man, luchaba contra el alcoholismo. La historia tiene un sentido de realismo y drama en una serie de cómics que hasta ese momento sólo había contado con personajes uni-dimensionales, abriendo así las puertas a otros autores para explorar temáticas más serias que se darían más adelante.


Detective Comics #27

Detective Comics es la primera publicación de DC Comics (de ahí el nombre), publicado por primera vez en 1937, y trataba sobre historias de misterio e intriga. Los primeros 26 tomos tenían diferentes personajes protagonistas, pero en el número 27 tuvieron el mayor acierto en su historia presentando a un personaje en particular: Batman, el Hombre Murciélago. La popularidad del personaje hizo que se apropiara de la serie Detective Comics y empezó el gran éxito de DC Comics en la industria.


The Walking Dead

Seguro a muchos no les gustará la inclusión de este título tan reciente en una lista así, siendo que el primer volumen fue lanzado en 2003 y aún está en publicación, pero su éxito es innegable. El cuento de Robert Kirkman sobre la humanidad en un mundo post-apocalíptico ha logrado establecerse en la cultura popular gracias al éxito casi incomparable de su adaptación en televisión. Con esto se demostró que no sólo los superhéroes dominan los cómics y las pantallas, y abrió el camino a que se adapten más cosas de diferentes estilos para la televisión y el cine.


Action Comics #1

El cómic más caro de conseguir y uno de los más influyentes de toda la historia; una edición original publicada en 1938 se ha llegado a vender hasta por 2 millones de dólares. Pero cuando sabes que es lo que hay dentro, una pequeña parte de la historia de la humanidad, todo es comprensible. Action Comics #1 muestra la primera aparición de Superman, el Hombre de Acero, un personaje que ya es sinónimo de la imagen de un superhéroe, publicado también por DC Comics, después del éxito de Detective Comics, lograron otro, y estos dos personajes los llevarían a dejar su huella en la historia.


Akira

La historia de las novelas gráficas no podría estar completa sin los mangas, un término aplicado a los cómics creados por japoneses, con un estilo especialmente japonés. Publicado en 1982, este cómic y su adaptación al cine, fueron de los primeros y principales exponentes de manga y anime para el mundo occidental, presentando el ahora ya conocido estilo para incontables lectores. La trama de Akira habla sobre el poder, la enajenación y la corrupción, y le ha dado una permanencia como obra, pues aún hoy es considerado un estándar en manga y anime, más de 30 años después de que se publicó.


Watchmen

Una de las obras más conocidas de Alan Moore, Watchmen tomó todos los temas convencionales de los cómics de superhéroes, y los contó de una forma nueva y más madura en 1986. Nos muestra un mundo donde, con excepción del Doctor Manhattan, los superhéroes son simplemente gente que decidió enmascararse y pelear contra el mal, sin poderes. Se examinó a fondo la problemática social y política que causaría esto en un mundo realista, otorgando un realismo nunca antes visto en el género de superhéroes. Sin duda la historia está muy bien pensada y los lectores se quedan enganchados.


The Amazing Spider-Man #121: La Noche que Gwen Stacy Murió

Lo que comienza como una típica historia de superhéroe contra supervillano por el destino del interés amoroso de nuestro protagonista, da una vuelta drástica cuando Gwen Stacy muere a pesar del máximo esfuerzo del héroe por salvarla, y en ese momento, los cómics de superhéroe cambiaron y crecieron de forma importante.

Y aunque no es el primer personaje en morir en un cómic, la historia fue nueva en el sentido de que, el Duende Verde suelta a Gwen en las alturas del Puente George Washington, pero es el latigazo de la telaraña de Spider-Man, en su intento por atraparla, el que termina matándola, lo que se nos da a entender con una diminuta onomatopeya de “snap!” al lado de su cuello en el panel, y por primera vez, el héroe había fracasado en salvar a su amada.

 


Se puede decir que en las últimas décadas, las novelas gráficas han evolucionado y madurado en una forma que algunos otros medios artísticos no lo han hecho. Es importante celebrar y reconocer esos logros, y así estar atentos a las próximas historias que vayan a cambiar lo que se puede transmitir leyendo cómics.

Said Mekki

Comments have been closed for this article.