Return to start

Coches que se manejan solos, ¿buena o mala idea?

Fue apenas el año pasado cuando me enteré de que existía la marca de coches eléctricos Tesla, un homenaje sin duda al famoso Nikola Tesla, pensé para mis adentros. Poco tiempo después oí sobre una noticia que notificaba sobre la muerte de un hombre a bordo de un prototipo eléctrico que se manejaba solo. Leí la nota y supe que dicho accidente había sucedido dentro de las instalaciones de la compañía automotriz Tesla; me pareció lamentable y además sentí que un sueño se rompía con ese suceso.

Pese a este grave accidente, las pruebas y prototipos que buscan automatizar el manejo de autos y transporte continúan, pero la pregunta aún sigue en el aire: ¿es esa una buena o mala idea? Pensando en la accesibilidad universal, es una ventaja que se logren avances en la automatización de la conducción de un vehículo, reduciría los accidentes que son causados por los conductores que conducen en estados poco conveniente y también podría generar una baja en secuestros y extorsiones en zonas peligrosas, pero ¿será realmente seguro e infalible?

En la segunda década del siglo veintiuno, la seguridad involucra más que la integridad física. Casi cada individuo tiene una identidad desdoblada en el ámbito cibernético y en mayor o menor grado, todos hemos sufrido porque nos han hackeado. Aunque es mucho más fácil traspasar las fronteras de la seguridad personal, también se ha sabido de instituciones y compañías que han visto vulnerada su seguridad virtual. La posibilidad de un hackeo a las rutas de transporte es entonces una de las desventajas que presenta la automatización de la conducción, pero ¿qué decir de los accidentes?

Aunque en ciertos entornos la conducción automática realmente podría reducir la cantidad de accidentes registrados en un entorno controlado, también es verdad que la misma puede provocarlos si no hay suficientes medidas de seguridad. Cambios en el pavimento, lluvias y otros eventos imprevistos pueden generar que la eficacia de la conducción automática disminuya dramáticamente, al menos hasta que se tenga un registro inmediato de los cambios en el entorno en que se planteara lanzar un servicio de transporte automatizado.

Estas, entre otras más, son algunas de las ventajas y desventajas que implicarían los coches automatizados o que “se manejan solos”. Si está bien o mal, todavía no puedo decirlo, pero vale la pena reflexionar un momento sobre el tema.

Elisa E.

Comments have been closed for this article.