Return to start

11 señales de que estás enamorada de ser soltera

"Voy a conseguir una tonelada de gatos porque voy a morir sola" Muchas mujeres dicen cosas como estas, pero nunca he podido aceptar la creencia de ser solterona.

Primero que nada, realmente no me gustan los gatos. Además,  Animal Planet me enseño que acumularlos está mal visto.

No entiendo qué tan malo es estar solo. Sí, hay muchos lados positivos de tener a esa persona especial (como sexo y tener que compartir la hipoteca), pero ser soltero tiene sus beneficios también.

No me malentiendan; algún día me encantaría conocer a alguien. Pero la idea de estar sola no me aterra tanto de la manera en que lo hacía cuando era más joven. No necesito estar en una relación para sentirme realizada.   El amor solía ser una prioridad: incluso una necesidad. Sin embargo, la edad, la madurez, unas pocas paginas de citas y muchas citas malas me hicieron apreciar lo que la soltería me puede ofrecer.

Si el buscar páginas de citas te llevó a personas como aquel tipo que usó una foto de 10 años atrás como su engañosa foto de perfil. Te das cuenta que todo este asunto de salir con alguien no vale la pena como para sacrificar tu tiempo para dejar de ver Netflix.

He pasado por todas las etapas de dolor en mi soltería y he llegado a aceptarlas y recibirlas con los brazos abiertos. Si piensas que tú también lo has hecho, mira las siguientes señales y síntomas:

1. Netflix sin parar

¿Por qué esto es un concepto? ¿Es enserio? Sé que ya estoy fuera del círculo de salir, pero no entiendo el encanto. Mas te vale no pensar en interrumpir mi documental de cuatro horas sobre cómo se hacen los quesos sólo para tener un poco de acción.

2. Cancelar la revista Cosmo y registrarte a la revista Food Network (en español, red de comida).

Solía suscribirme a todo tipo de revistas para chicas. Tenían toda clase de secciones como moda y… oh, ¿a quién engaño? Todas leen Cosmos para consejos sobre sexo.

Y ya que realmente no los necesito nunca más, cambie mi enfoque a revistas sobre comida. Si alguna vez necesitaba hacer un soufflé con coco fresco de mi jardin en 38 pasos, ahora puedo hacerlo.

Es una habilidad vendible, o al menos,  es más habilidad de mercadotecnia que las 20 maneras de unirse al club de una milla de altitud ¿Cambiar consejos de sexo por comida? Por lo menos de esta manera, si terminaré.

3. Revisar tu ropa antes de salir.

Tan pronto como entras a tu casa, se van los zapatos; en el baño, la joyería y el brasier. Hay un rastro de ropa y accesorios  por toda mi casa. Soy como una serpiente mudando piel. Tengo tanta libertad.

Esto es genial hasta que te das cuenta que tienes que salir y te fijas que te falta algo. He entrado a mi carro sin zapatos, y sin darme cuenta que no traía brasier.

Nota: Revisate a ti misma por decencia antes de abrir la puerta hacia al mundo real.

4. No prestarle atención al aseo.  

Oh, ¿han pasado dos semanas desde que me rasuré? ¿Otra vez?

Oops. Tal vez estoy salvando una gran cantidad de tiempo y dinero.

5. Posición de dormir de estrella de mar

Tengo una cama matrimonial y estoy considerando obtener una más grande. Yo duermo diagonalmente en posición de estrella de mar en toda la cama.

Osea. Si alguna vez tengo un compañero, ¿dónde dormiría él? ¿Tendría que conseguir dos camas?  No renunciaré  a mi posición de dormir.

6. Invertir en objetos para solteros.

No hay peor destino que tratar de bajar y subir un cierre invisible sin ayuda. Adivina que: Existe una herramienta para eso ahora.

¿Un frasco difícil de abrir? Puedes abrirlo tú misma con una herramienta ¿Un libro de cocina dándome recetas de lento cocimiento para una persona? ¡Lo quiero!

7. Tener un surtido de lentes

Me gusta decir que tengo una colección de lentes.  Sólo es coincidencia que estén a plena vista en la mesita a un lado de mi cama, y tengan restos de tanino en la base.

Aparentemente, esto no es algo que las personas que no están solteras hacen, pero yo soy soltera… Puedo hacer lo que quiera.

8. Ordenar cena para dos.

Muchos restaurantes tienen ofertas de comida para dos. Pero cuando eres soltera, ¿quién va a comer la otra entrada? Tú.

Eso es correcto, tú.  Es más económico tomar la oferta de la comida que comer las sobras  de lo que trataste  de cocinar y después tirar todas esa sobras de la comida que hiciste para el pequeño ejército que no tienes.

También está mi favorito… ¿Comidas al sartén para dos? ¿Para dos? Pff. Reto aceptado.

9. Carteles de Pinterest más prácticos.

Solía pasar  horas sin fin en Pinterest. Pero, ¿realmente necesito cuatro carteles dedicados a la futura boda que nunca tendré?

OK, entonces comencemos a esconder esos y pinchar aquellos de recetas de cócteles y cómo convertir camisetas en alfombras.

10.  Solía soñar con el día en el que creciera, me casara y viviera feliz para siempre.

Ahora, sin embargo, que he asistido a fiestas de divorcio o segundas bodas, me doy cuenta que “vivir feliz por siempre”  no parece ser todo lo bueno que pretende ser.

¿Por qué conformarse con un Sra. antes de mi nombre cuando podría usar todos esos esfuerzos en obtener las palabras “Directora general”  en cambio?

11. Salir en forma de juego

Ya que no puedo tomar en serio la aplicación de citas, la convertí en un divertidisimo juego de bebidas.  Es relativamente la forma más simple y fácil de ponerse hasta las chanclas.

¿Fotos con un animal muerto? Bebe ¿Selfie en el espejo? Bebe.

Disfruta este momento ¿Qué tal si conoces a alguien  y no puedes dormir como estrella de mar de nuevo? No te enfades por ser soltero: aprecialo.

Baudilio Sosa Mayonga