Return to start

Venus fue posiblemente habitable alguna vez, según un estudio

Venus pudo ser alguna vez un buen hogar. Nuevas simulaciones de computadora sugieren que el infernal planeta vecino, pudo alguna vez ser habitable, en un pasado no muy distante, con temperaturas moderadas, bastantes costas y algunos lugares para esquiar. El Venus actual es duro: lluvias de ácido sulfúrico, una atmósfera aplastante y una superficie con una temperatura de alrededor de 460 grados Celcius. Pero si Venus mantuviera su promedio de rotación glacial por un mayor tiempo de su historia (un día dura alrededor de 116 días terrestres), entonces la temperatura promedio sería de 15° C, así como lo fue hace 715 millones de años. Los descubrimientos fueron publicados en línea el 11 de agosto del 2016, en Geophysical Research Letters.

“Este es un documento hipotético muy especulativo”, mencionó Mark Bullock, científico planetario en el Instituto de Investigación del Suroeste, en Boulder, Colorado, EE.UU. Eso no prueba que Venus fuera habitable, mencionó, pero los investigadores muestran condiciones que existieron en Venus, las cuales pudieron haber mantenido océanos y un clima templado durante miles de millones de años.

“El promedio de rotación es realmente la clave”, dijo el autor principal, Michael Way, astrofísico en el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, en la Ciudad de Nueva York, EE.UU. La extraña rotación de Venus, no sólo lenta, sino además inversa en relación a otros planetas del sistema solar, siempre ha sido un enigma. Una idea es que una vez giro más rápido pero sus interacciones gravitacionales con el sol lo ralentizaron. Way y sus colegas combinaron simuladores de clima con la topografía de Venus, desde 1990 hasta 1994, para probar cómo es que los índices de rotación pueden afectar al clima de Venus. Afirman que si Venus se hubiera mantenido en su velocidad de giro actual, pudo haberse mantenido como la tierra durante millones de años, siempre y cuando su rotación no fuera mas rápida de lo que son aproximadamente 16 días terrestres y si contara con un océano que le permitiera regular las temperaturas, el planeta se hubiera podido haber mantenido tostado pero habitable.

La fuerza de la rotación relativa de la Tierra, rompe la atmósfera en células frías que ayudan a mantener el clima bajo control. Venus no gira lo suficientemente rápido como para regular su atmósfera. En su lugar, una larga y duradera formación de nubes se posiciona sobre la cara que está frente al sol, descubrieron los investigadores. La nube refleja suficiente luz solar como para mantener la superficie templada por un par de miles de millones de años antes de que la temperatura incremente, llevando a las sofocantes condiciones actuales. Puede que algunos lugares incluso hayan tenido nevadas ocasionales y las altiplanicies de Ishtar Terra pudieron haber tenido un terreno nevado durante todo un año, con una profundidad de nieve de aproximadamente 5 metros, reportaron los investigadores.

Sin embargo, las conclusiones dependen de las suposiciones que pueden no ser razonables, mencionó Fred Taylor, físico de la Universidad de Oxford. Los investigadores asumieron, por ejemplo, que Venus contaba con una atmósfera predominada por nitrógeno, con una presión similar a la de la Tierra, una opción que no parece muy buena, mencionó Taylor. “Venus probablemente nunca fue habitable”, comentó.

Futuras misiones a Venus podrían poner a prueba esas suposiciones. Por ejemplo, un satélite o un explorador podría buscar evidencias de granito, el cual requiere agua. “Ese podría ser el abanico que disipara toda la neblina de esta hipótesis de que Venus tuvo océanos durante mucho tiempo”, mencionó Bullock. La sonda del japonés Akatsuki, se encuentra estudiando actualmente el planeta y la NASA está considerando dos ideas para mandar una nave espacial a principios del 2020.

Eira Regalado Cavazos