Return to start

Dos Libros Malditos

Hola a todos, soy Dann (aún no me despiden). Si eres un amante del terror, o una persona que tiene mucho tiempo libre, quizá te hayas llegado a preguntar si es que de verdad existen los objetos malditos. Y es que, tan solo pensar en eso, hace que un frío recorra tu espalda. En realidad, nadie podría decirte a ciencia cierta qué tan maldito es un objeto, al menos hasta que tú mismo te encuentres cara a cara con él… y tus peores miedos, revivan. Por eso, hoy te hablaré de dos libros malditos que se dice se encuentran vigentes hasta nuestros días. Acompáñame.

1) El libro de Thot

Thot es un Dios egipcio al que se le atribuían logros como la creación de la escritura, los números y el conocimiento mismo. Era representado con un cuerpo humano, pero cabeza de ibis (ave que pertenece a la misma familia que la garza roja, ave nacional de Trinidad y Tobago); además se decía que Thot vivió en la ciudad de Hermópolis. La primera aparición del Libro de Thot fue en el papiro de Turis, durante el siglo XVIII, donde se relataba un atentado fallido contra un faraón con ayuda de conjuros inmersos en el libro. Todo participante y sospechoso de aquel atentado fue asesinado y el libro, quemado.

Posteriormente El libro de Thot apareció ante el hijo de Ramses ll, Kaumás. El libro podía conferir poderes sobre la tierra, el mar y los cuerpos celestes; además de que podías entender el lenguaje de los animales y revivir a los muertos. Kaumás, al darse cuenta de los poderes del libro, decidió quemarlo.

Después, durante la edad media, el conocimiento del libro de Thot se distribuía por fragmentos. Los que propagaban estos conocimientos eran asesinados por la Santa Inquisición. Sin embargo, en 1828 fue descubierta la Estela de Meternich, la cual se dice que posee conocimiento oculto sobre Thot y el libro. Muchos magos y alquimistas de la época decían haber leído o poseído alguna vez este libro, sin embargo, por un miedo atroz a las consecuencias (todos los que alguna vez usaron el libro, murieron de maneras horribles) nunca lo utilizaron.

Actualmente se dice que algunos fragmentos de este libro se encuentran inmersos en lo que conocemos como las cartas del Tarot y que éstas poseen el verdadero significado del libro de aquel Dios. Algunas páginas de la primera copia se encuentran en la Biblioteca de Alejandría.

2) El Necronomicon

Este libro de la muerte, cuyo título original era Al Azif, pues era la palabra que los árabes utilizaban para llamar al aullido de los demonios, fue escrito por Abdul Alhazred por el año 700 d.C. Se dice que Abdul era adorador de entidades cósmicas desconocidas, a las que llamaba Yog-Sothoth y Cthulhu. Traducido al griego por Theodorus Philetas con el nombre de Necronomicon, fue quemado por el patriarca Michael. Posteriormente fue traducido al latín y al inglés durante los siglos siguientes. Este libro maldito con conocimiento sobre magia ritual, conduce a destinos fatales como la muerte o la locura a quien se atreve a leerlo.

Puede ser un poco confuso, pero al mismo tiempo, el libro Necronomicon es creación de H.P. Lovecraft, maestro del terror, el cual lo menciona por primera vez en 1922. Él mismo, aún en vida, desmentía la existencia de este libro; y todos los nombres y datos que proporciona, dice, son meras creaciones de su imaginación. Sin embargo, en la actualidad existen organizaciones que siguen en busca del paradero de este libro maldito. Esto es algo muy curioso para un libro que no existe, ¿no lo crees?

Esto ha sido todo en las noticias de hoy, espero te haya gustado. No olvides darle like y compartirlo. Yo soy Dann y espero que me leas una próxima vez… si es que no te encuentras por azares del destino con alguno de estos libros. 

Daniel Díaz Hernández

Comments have been closed for this article.