Return to start

Tips para no subir de peso en las fiestas decembrinas

Es de lo más común que al terminar la cadena de fiestas que se dan en diciembre, muchas personas sientan que han subido de peso. Hay quienes aumentan un kilo o dos solamente, pero también hay quienes se van a los extremos y no toman las medidas necesarias a la hora de comer. La realidad es que estos eventos no deberían ser una razón para aumentar de peso, por ello ,aquí hay algunos consejos útiles para evitar que esto suceda: 

No vayas a las fiestas solo para comer

Algunas personas tienen la idea de que el motivo de hacer estas fiestas es el hacer comida en grandes cantidades y no pueden esperar a las posadas, Navidad y Año Nuevo para deleitarse con los platillos típicos; sin embargo, la cena solo es uno de tantos elementos presentes en estas fiestas y reuniones.

No comas el recalentado de la cena por semanas

Por lo regular al terminar la fiesta sobra mucha comida, no hay una razón específica pero los anfitriones cocinan y compran comida para más personas de las que esperan de visita y como resultado surge el recalentado; los días posteriores se come lo mismo hasta que se termina. La mejor opción es tener la comida necesaria para los invitados que habrá, y quizás un poco más en caso de tener invitados sorpresa, ¡pero no tanto como para que coma un ejército completo!

Realiza ejercicio regularmente

En los gimnasios es común que haya mucha gente en enero, pues tratan de bajar el peso que ganaron durante las fiestas decembrinas cuando lo ideal es que la actividad física forme parte de tu vida cotidiana para que sea más fácil mantenerte en forma. De lo contrario, realizar ejercicio solo cuando se quiere perder unos cuantos kilos y después dejarlo, no llevará a los resultados deseados, la constancia siempre es un punto clave.

Modera tus cantidades

Una fiesta no es sinónimo de comer porciones mayores a las que regularmente se comen, la manera más fácil de distribuir tus alimentos es que la mitad del plato contenga alimentos verdes, es decir, verduras o ensaladas. De esta forma te aseguras que lo que consumes tenga una porción de comida saludable que no te hará engordar y te ayudará con la digestión de la comida.

Evitar comer chatarra antes y después de las fiestas

Si solamente comes alimentos que te pueden hacer engordar el día de la fiesta y en pequeñas cantidades no vas a dar el conocido botonazo porque no serán muchos kilos o tallas las que aumentes.

No vayas sin comer a la cena para “poder comer más”

Esa es una de las peores costumbres que muchos suelen realizar en las fiestas decembrinas con el pretexto de querer probar de todo y no llenarse tan rápido, cuando lo único que sucede es que se ingieren los alimentos desesperadamente y se dan atrancones, con la consecuencia de mal estado físico y de humor durante el día por no comer.

Moderar el consumo de bebidas alcohólicas

La mayoría de éstas cuentan con una cantidad de calorías elevada, sobre todo las bebidas que están endulzadas o frutales. Es preferible el vino tinto, y con un par de copas bastará.

Viste ropa ajustada

Aunque muchos opten por utilizar ropa holgada para poder comer más, cuando utilizas ropa que se ajusta a tu cuerpo y que no se estira, se hace más fácil darte cuenta cuando ya estás consumiendo más de lo debido.

Si ayudas en la cocina, no estés comiendo durante la preparación

A esto se le conoce de manera común como “picar la comida”, al estar consumiendo de todo en pequeñas cantidades para cuando la cena esté completamente lista, ya habrás comido lo equivalente a una cena; esto sería como cenar doble lo cual facilitará que subas de peso.

Asegúrate de tomar estas medidas alrededor de tantas festividades y verás los resultados. No subirás de peso y si llegas a aumentar será muy mínimo. Hay que recordar que cualquier tipo de exceso trae malas consecuencias, además, estas fiestas son ideales para reunir a todos nuestros seres queridos y compartir con ellos momentos inolvidables. 

Karen Priscila Sandoval Renteria

Comments have been closed for this article.