Return to start

Los mejores musicales para hacerte pensar

Si bien se discutió alguna vez su condición como arte, en la actualidad es indudable que el cine debe ser considerado como tal. De hecho, se ha convertido en una de las artes más difundidas y accesibles en los tiempos modernos. Y es que toma elementos de varias de las bellas artes (como lo es el teatro, la danza o la fotografía), para además añadir presentar sus propias características que lo definen como un arte en sí mismo (como lo son su posible uso de efectos especiales o manejo de cámara). Por si eso no fuera suficiente, la multitud de sus géneros y temas se presta para incluir otros tipos de arte (algunos, como la música, a mayor profundidad que otros) o incluso comunicar ideas de alta profundidad filosófica o científica (labor que llevan a cabo particularmente bien los documentales). Pero si hay una combinación inusual de género y tema, esos serían los musicales filosóficos: obras de contenido profundo que a la vez integran música espectacular y exploran temas humanos. A continuación te presentamos los mejores documentales que te pondrán a pensar.

3. Hedwing and the Angry Inch

La trágica historia de un joven cuya cirugía para cambio de sexo no sale bien para posteriormente ser usurpado de su música por su ex-pareja, este musical es uno de los más profundos en cuestión de las temáticas que expone. A través de todo el filme, nos muestra al protagonista como un ser esencialmente incompleto, incluyendo una canción (basada en el Banquete de Platón) en la que él mismo relata cómo cree que se generó esa carencia en el ser humano. Además, plantea fuertes preguntas respecto a la aceptación de uno mismo, ya que la negativa a aceptar su condición como hombre es lo que desata toda la serie de infortunios que a continuación se manifiestan (aunque claro, también puede verse como una presentación de lo arduo del camino cuando se aspira a más de lo que se tiene). De la mano, por supuesto, van preguntas relacionadas a la identidad. Todo eso a la vez que explora la relación que tenemos con nosotros mismos y exhibe cómo esto determina nuestra manera de relacionarnos con los demás. Finalmente, el gran tema ampliamente discutido a través de las canciones es el vacío inherente del humano… y el amor, tanto propio como por los demás.

2. The Wall

La película dirigida por el líder de Pink Floyd, con música de su álbum homónimo, es uno de los musicales más interesantes jamás producidos. El estilo altamente psicodélico de la narrativa, escenografía y manejo de cámara se combinan para presentarnos la historia de un joven con ideas muy críticas sobre la sociedad británica de mediados del siglo XX. Con amplio mensaje político en contra de la presencia del muro de Berlín y la guerra (tanto la Segunda Guerra Mundial como la Guerra Fría), muestra además lo absurdo de la guerra y el sentimiento de la juventud en ese momento respecto a ser enviados a morir en nombre de intereses económicos del “cerco capitalista” (representado como tal en la película). Trabaja también el concepto de la identidad, al mostrarnos a través de toda la película al protagonista como un eterno niño atrapado en un mundo que le resulta incomprensible y absurdo, donde, tristemente, no se logra dar cuenta de que no sólo está determinado por la educación y la estructura de poder en la que está incrustado. Una película filosófica musical, si las hay.

1. Monty Python’s The Meaning of Life

El gran final, el musical filosófico por excelencia… que además es una comedia. Y es que esta película, al estilo único de Monty Python, nos muestra canciones que lidian con los más diversos temas pertinentes a la vida humana y sus posibles significados. Esto a través de simples peces que nos muestran el absurdo de la cotidianidad, que son un grupo de oficinistas que deciden tomar posesión de su corporación y zarpar como piratas en contra de una institución financiera y muchos otros elementos como la religión y la importancia de la filosofía. La película mantiene una estructura clara manejando primero el tema del nacimiento y la juventud (abordando la sexualidad), para luego hablar sobre la adultez y sus marañas (donde entrarían temas como la guerra) y finalmente la muerte (tema que si bien está presente durante toda la película, merece su propia sección). Musicalmente, algunas de las canciones abordan temas como el origen del universo, las costumbres reproductivas de las religiones y… el pene. Una película imperdible, que, a través de numerosos sketches, nos hace preguntarnos por qué estamos aquí y por qué actuamos como actuamos, si todo parece carecer de sentido.

Dogo Filósofo

Comments have been closed for this article.