Return to start

Qué conviene más: ¿Tarjeta débito o crédito?

¿Tienen ustedes tarjetas?

Lo más seguro es que sí, la mayoría tenemos tarjetas de crédito o débito, o incluso ambas. A simple vista, ambos tipos de tarjetas se ven casi idénticas: Las dos tienen dieciséis dígitos, una fecha de expiración y un pin de seguridad. Aunque las tarjetas de crédito funcionan con su firma y la de débito no. Pero, ¿cuál es preferible? ¿cuál nos protege más?

Para responder estas interrogantes, hagamos un parangón en el que mostremos ventajas y desventajas de una y otra.

Ventajas de la tarjeta débito

No tiene ningún cargo por hacer uso de ella, o casi ninguno, a menos que te sobregires en tus gastos y te cobren por ello.

Nos ayuda a controlar gastos: A las personas que se les dificulta aguantar el antojo de comprar cuando van a centros comerciales o tiendas por departamento, y también a los compradores compulsivos, les conviene mejor que usen tarjetas de débito, ya que sólo pueden hacer transacciones por un valor que no superen el monto del dinero depositado en la cuenta bancaria; de modo que en caso de no existir saldo en la cuenta bancaria, se deniega la operación de compra, así de simple. Por el contrario, hay más riesgo de excederse en los gastos si usamos la tarjeta de crédito.

Ventajas de la tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito te pueden recompensar con muchos beneficios: Puntos, millas, promociones, devoluciones de dinero, descuentos y otros privilegios.

Además, hace falta mencionar el tema del puntaje crediticio. Si tu eres una persona responsable en tus gastos y tus pagos en el uso de la tarjeta de crédito, ten por seguro que esto te ayudará a construir un buen historial crediticio. Esta es la palabra clave cuando tienes una tarjeta de crédito: “Responsabilidad”. Y es que si estás muy endeudado en tu(s) tarjeta(s) de crédito, probablemente esto dificulte que te aprueben un préstamo para adquirir vivienda por ejemplo, pues ser 'mala paga' ineludiblemente baja el puntaje crediticio y ensucia tu buen nombre ante las entidades financieras públicas y privadas.

Desventajas de la tarjeta de crédito

Con la tarjeta de crédito, el banco establece un límite de gasto, y por lo general, las compras se cargan a la cuenta vinculada a final de mes; o se discrimina el valor del gasto en varias cuotas con pagos que se vencen en varios plazos (lo que sale más oneroso por el cobro de los intereses). Por eso es importante que en caso de usar la tarjeta de crédito avisemos al banco que el cargo lo realicen a final de mes, sin ningún tipo de aplazamiento o financiación.

Y lo que a muchos no parece importarles, es que el tipo de interés que habitualmente aplican los bancos en este tipo de tarjetas es del 2% mensual, lo cual representa en una tasa anual equivalente (TAE) a un 26.8% anual, y en algunos casos puede ser incluso superior. Este es un costo excesivo que bien podría considerarse como abusivo, es como si compráramos algo que valiera 80 y pagáramos un poco más de 100.

Ahora bien, ¿qué tipo de tarjeta es más segura que la otra a la hora de comprar?

Si de seguridad se trata, la diferencia la saca la tarjeta de crédito sin ninguna duda, particularmente es más segura si vas a comprar a través de internet, ya que de manera automática la compañía de crédito puede detectar un fraude en el que pudieras caer antes de que te conviertas en una víctima.

Ten presente que cuando se realiza un gasto con la tarjeta de crédito que no es tuyo, te devuelven el dinero; sin embargo, cuando otra persona utiliza tu tarjeta de débito, pierdes irremediablemente el dinero, vaciando tu cuenta bancaria.

Recomendación

La decisión de cual tarjeta usar y para qué, depende completamente de ti. No obstante, se aconseja mantener un máximo de dos tarjetas, una de débito para usar habitualmente, y otra de crédito por seguridad para usar de vez en cuando, o en caso de que la primera no funcione o la perdamos.

Por ninguna circunstancia abuses del uso de la tarjeta de crédito, y en caso de tener que utilizarla forzosamente o por razones de conveniencia, financia o divide en plazos lo menos posible.

Hoy en día, en algunos países hasta para conseguir trabajo investigan el historial crediticio de la persona, de ahí que lo mejor que puedes hacer es tener un buen puntaje crediticio.

Y recuerda ¡Se responsable!

Sergio Augusto Alvarez Vargas

Comments

nadyelionw     29 June 2017

Es muy peligroso tener tarjeta de crédito si eres de esas personas que no se pueden controlar en sus gastos, pero de otra forma pueden ser una buena herramienta, nada más hay que estar al pendiente de los pagos, intereses y esas cosas. A mi me gusta la conveniencia de tener débito y crédito :)

Comments have been closed for this article.