Return to start

¿Por qué es importante tener amigos en la adolescencia?

Se dice que la adolescencia es una de las etapas más difíciles y confusas por las que atravesamos los seres humanos, ya que se experimentan todo tipo de cambios: físicos, ideológicos, sentimentales, entre otros. Por lo anterior, resulta de gran importancia que los adultos responsables de un adolescente se muestren atentos a las reacciones que tenga durante todos los cambios para ver si hay manera de apoyarlo.

Sin embargo, no siempre serán los padres o un adulto quien mejor pueda ayudar a un adolescente, porque aunque ellos ya hayan pasado por esa etapa fue en otros tiempos y la situación no era igual. En realidad, quien mejor puede entender por lo que pasa un adolescente, ¡es otro! Una persona que vive los mismos cambios que otra es la indicada para ser mas empático porque tiene la misma experiencia y comprende cómo se siente vivir esos cambios.

Por ello es sumamente importante que en esta etapa de transiciones todos los adolescentes tengan al menos un amigo de confianza para poder compartir lo que siente y piensa sin temor a ser juzgado. Una de las acciones más comunes por parte de un adolescente es juzgar y quejarse de las reglas que establecen los adultos que los rodean, ya que apenas comienzan a comprender que en todo lugar hay reglas que deben seguirse y cuando no están de acuerdo, la única persona que pensará lo mismo es un amigo.

Más allá de esto, la amistad en la adolescencia demanda lealtad, apoyo, comprensión y sobre todo, personas que vayan a favor de tus ideas. Es común que en esta etapa se busquen amigos que tengan gustos e ideales parecidos, es por esto que se piensa que esas amistades durarán para siempre y la naturaleza de sus relaciones en esa etapa tiene repercusión en las siguientes. Es decir, si sus relaciones son estables esto les dará más confianza para crear relaciones en otras etapas de su vida.

También es saludable que los adolescentes tengan momentos de convivencia con sus amigos fuera del ambiente escolar, obviamente tomando las debidas precauciones pues un adolescente no tiene la madurez necesaria para valerse y tomar todas las decisiones por sí mismo. Pero una escapadita de vez en cuando no le hace daño a nadie y servirá para reforzar los lazos con sus amistades, así como ir aprendiendo lo que le gusta hacer y lo que no.

Los amigos comparten entre sí experiencias que no son capaces de contar a nadie más, también con ellos se viven parte de los momentos más alegres durante la difícil etapa que es la adolescencia y durante este proceso se van abonando elementos que contribuyen a la construcción de la identidad.

Durante la niñez, la mayoría de las decisiones son tomadas por los adultos, pero en la adolescencia la identidad se conforma de lo que un adolescente aprende de su entorno y por con quienes convive. Por lo anterior, resulta de gran importancia el saber elegir las amistades y como adulto, estar pendiente de cómo se comporta el adolescente a causa de sus amigos ya que estos son de los principales influyentes en la construcción de la identidad.

Tener buenos amigos tendrá como resultado que durante su desarrollo el adolescente viva esta etapa de una manera saludable y feliz, aprendiendo buenos valores relacionados con la amistad y a la manera de relacionarse con otros. Y tal vez podrá mantener esas amistades por los años siguientes a la adolescencia. 

Karen Priscila Sandoval Renteria

Comments have been closed for this article.