Return to start

La célula creada por el hombre

Conocemos la historia del Dr. Frankenstein que creó vida a partir de miembros ajenos. Utilizó recursos de otros elementos para crear algo nuevo, un ser simple. El equipo de científicos que trabaja con Craig Venter ha logrado algo muy parecido.

Craig Venter es un empresario, genetista y bioquímico conocido por secuenciar el genoma humano (sí, es algo muy importante). Parece ser que este logro no fue suficiente para satisfacer la sed de conocimiento que impulsa a Venter. Se preguntó si era posible crear un ser más simple que nosotros. El ser humano está compuesto por 20,000 genes. ¿Qué tal si se pudiera crear un organismo más simple, si una cabra tiene 525, que tal menos todavía? Así fue como él reunió a su equipo para iniciar la ardua tarea de encontrar qué tan simple puede ser el set de genes de un organismo que tenga sólo lo esencial.

Después de mucha investigación, prueba y error, llegaron a una célula compuesta de 475 como mínimo de genes. El ser más simple. Lo llaman JCVI-syn3.0 (Por el J. Craig Venter Institute, y fue el tercer intento) y al ser un organismo simple, no es muy entretenido. Sus funciones son las más básicas: alimentarse, vivir y reproducirse (replicación).

Lo más curioso no es sólo el hecho de que es el primer organismo diseñado por un laboratorio pero es misterioso. No conocen aún todos los detalles acerca de los genes que componen a JCVI-syn3.0.

Durante la creación de este ser, se tomó una bacteria del intestino de una cabra y fueron retirando los genes. Al ver que uno detenía la vida de la bacteria, lo regresaban y continuaban con el siguiente. Así es como decidieron cuáles eran los genes necesarios para que ese organismo permaneciera vivo. Con esto se podría pensar que cada uno cumple una función vital y que podían darse cuenta de qué era lo que causaba. Sin embargo, este no es el caso. El 68% de los genes sirven para mantener al organismo. El 32% restante es algo desconocido, no están seguros de qué es lo que hace. Algunos de ellos se sabe que transportan algo dentro y fuera de la célula pero los científicos no están seguros de qué es; y de todos los genes, 79 (17%) de ellos son un completo misterio. Es algo que no se había visto antes.

La conclusión que saca Venter al igual que muchos otros genetistas, es que los genes no funcionan de manera individual. Podría ser que esos genes son necesarios para que los demás trabajen en conjunto, se unan. Puede ser que la lucha por encontrar la función de cada gen no sea lo ideal y que solo en conjunto componen un ser vivo.

Este es el tipo de retroalimentación que aporta la ciencia, no siempre es exacto o irrevocable. Muchas veces la ciencia abre puerta a más preguntas y a veces parece un experimento de ciencia ficción. Lo que sí sabemos es que la investigación es necesaria y es parte del crecimiento humano para poder lograr comprender y mejorar la calidad de la vida. No solo de los seres humanos sino del mundo entero. 

Qué Busca